Cristiano Ronaldo pidió salir del encuentro por lesión - AFP

Cristiano tutea a Messi y se lesiona

Cuatro partidos sin marcar. Anoche consiguió tres golesy se retiró, tocado. No cree que pueda jugar el domingo

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

Es una estrella. Un superdotado. Un futbolista de los más grandes de la historia. Lleva treinta y seis goles esta temporada. Veintisiete en la Liga. Se llama Cristiano Ronaldo, es portugués y anoche humedeció su sequía de cuatro partidos con un triplete de aciertos que le empató con Messi (27-27) en la clasificación de «la otra Liga», la del título de mejor rematador del campeonato.

Ronaldo y Leo viven de manera individual la misma batalla que sus equipos mantienen a escala general. El portugués sufre, en su duelo particular con el argentino, las mismas comparaciones que el Real Madrid soporta en la valoración de equipos.

Las semejanzas son totales: Cristiano es un futbolista sobrenatural y el Real Madrid de Mourinho es sensacional, pero tienen el infortunio de codearse con un Messi que es interplanetario y con el mejor Barcelona de la historia. La estrella lusa y el club madrileño afrontan tres meses para revertir esta realidad en las tres competiciones.

Era la noche de Ronaldo y de Benzema. De dos delanteros que no juegan de «nueve» puros, aunque decir que CR no es un rematador nato parece un insulto. El «killer» escuchaba ya los rumores que su figura conlleva. Nos tiene mal acostumbrados. Anoche, el hombre más famoso de Madeira acabó con el morbo. Rubricó tres aciertos y se quejó de los isquiosurales izquierdos. «No creo que pueda jugar en Santander», manifestó a ABC después del partido. Es el precio de su obsesión por ser el goleador número uno del planeta. Por superar a Messi.

Polémica por el derbi

Su «triple A» oscureció las excelencias de Benzema. El francés no tiene el genio incontrolable de Cristiano, pero cumple su misión. Ayer consiguió dos tantos —cinco en Liga — después de recuperar la titularidad. El fichaje predilecto de Florentino Pérez marcó un tanto fundamental en Lyon y Mourinho le devolvió el puesto que tuvo allí.

El entrenador portugués ensalzó al francés y sacó otro capítulo para la polémica con Roures y la televisión: «Jugaremos ante el Lyon el día 16 y frente el Atlético el 19». Habemus lío.