Cristiano nunca se borra
Cristiano Ronaldo - AFP
LIGA BBVA

Cristiano nunca se borra

Llegó tocado en los gemelos y en la cadera después del partido contra Dinamarca, pero Mourinho lo alineará ante un Betis del que no se fía

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

Ha cambiado. Ya no entra a todos los capotes que le lanzan desde demasiados burladeros. Se ha dado cuenta de que el Real Madrid vivía batallas inútiles por algunas de sus respuestas y las polémicas afectaban a los futbolistas. Mourinho no desea que sus jugadores paguen consecuencias externas a los partidos. Les ha pedido que piensen únicamente en ganar en el campo y que eviten debates como el de Vicente del Bosque o la popularidad del club, que solo sirven para calentar tertulias. Es lo que ha hecho el portugués. Está centrado en sacar adelante «el examen» que afronta «cada tres días». Frente al Betis ha convocado a todo su arsenal: veintiún jugadores. Todos los tocados están aptos. Todos quieren estar en el once. Cristiano es el ejemplo a seguir para toda la plantilla. Regresó de Dinamarca con un golpe en una cadera y los gemelos al límite. Los fisioterapeutas lo han recuperado. Juega. Solo faltarán los hombres que son baja: Sahin, Albiol y Carvalho. Mourinho sabe provocar la competencia. Tiene el «bendito problema», dicen en la casa: exceso de candidatos a ser titulares.

«Yo estaré aquí 500, 1.000 o 2.000 días, pero el Real Madrid es el mejor club de la historia y cuando yo me vaya nunca criticaré al club que dejo, como hacen otros». El portugués, que acaba de cumplir quinientos días como entrenador blanco, respondía así a las encuestas sobre el mayor o menor madridismo en España. En el club, su aceptación es del 93 por ciento. Lo sabe. Y no se desgasta en discusiones. Tampoco en la de Vicente del Bosque y el premio de socio de honor: «No tengo opinión y no tengo por qué tenerla». Solo se dedica a preparar la visita del Betis. Cuenta con su goleador. «Cristiano jugará. Está bien y quiere hacerlo».

Altintop es otro rival más

La competitividad crece en el Real Madrid. Altintop se ha sumado a la guerra por estar en la alineación y los jugadores que habitualmente son titulares no desean rotar aunque el martes venga el Olympique de Lyon. El entrenador medita mantener el esquema ofensivo que ganó al Español, con Ozil y Kaká como medias punta y Lass en el pivote destructivo. Las únicas novedades serían Pepe y Varane en defensa. La ausencia de Albiol obliga a realizar cambios.

Parar el contragolpe blanco El portugués está contento con la situación. Y pide a sus jugadores que se centren en el Betis. «Aquí no hay titulares», dice para que ellos lo asimilen. Les ha puesto vídeos del enemigo y han observado que los verdiblancos no son un «sparring» clásico. «El Betis es uno de los conjuntos que mejor fútbol hace. No es un recién ascendido modesto, ya jugaba el año pasado como si fuera de Primera».

El Real Madrid ensayó a puerta cerrada las acciones a balón parado mientras Pepe Mel probaba en secreto la estrategia defensiva para frenar el contragolpe madridista. El técnico bético piensa alinear al canterano Vadillo, un extremo derecho de 17 años que es un talento. Mourinho reconoció el interés por el chaval. «El club ha hecho gestiones para ficharle, sí».

El retorno de Pepe y de Coentrao agudiza el «bendito problema». «Coentrao no será siempre titular, pero siempre será un hombre importante», señala el preparador, que reflexiona sobre el once que recibirá al Betis sin dejar de pensar en el Lyon. Mientras, salda las polémicas. «Lo de entrenar a Portugal es una mentira muy gorda». Y razona la titularidad eterna de Cristiano. «Es peor jugar un amistoso en Costa Rica (lo hará España el 15 de noviembre) que jugarte la clasificación en Bosnia (Cristiano)». No da puntada sin hilo.

Higuaín y Benzema ofrecen el último ejemplo de esa competencia. Los dos son alta. Karim observa que Gonzalo aprovecha todas sus oportunidades de jugar. No se puede lesionar.