El Barcelona se atasca en Getafe

Los de Guardiola, sin frescura en ataque, se descuelgan del Madrid, ahora a seis puntos

R. C. CAMACHO
Actualizado:

Se estanca el Barcelona a domicilio. Le cuesta al equipo de Guardiola romper lejos del Camp Nou (sus seis encuentros se saldan con dos victorias, tres empates y una derrota, ayer la primera del curso). Más si encuentra un cerrojazo en toda regla, lícito por otra parte, como el que le planteó el Getafe. La guardia pretoriana que protegió a Moyá, imperial durante el encuentro guardando su portería, y el vuelo de Valera para rematar un córner en el segundo acto confirmaron los problemas a domicilio del campeón, que ve aumentar la ventaja del Real Madrid. Seis puntos separan ahora al Barça de los de Mourinho cuando el clásico del Bernabéu se encuentra ya a la vuelta de la esquina.

El conjunto de Guardiola no fue capaz de romper la fortaleza defensiva de los madrileños. Sin espacios, sin profundidad, sin ideas en ataque, los barcelonistas acabaron muriendo en su permanente intento por entrar por el centro de la zaga. Una labor imposible.

Luis García leyó muy bien el duelo y montó una tupida red de piernas para proteger a Moyá, uno de los destacadas de la noche. Un planteamiento que permitió a su equipo aguantar hasta el descanso con su portería a cero. El técnico diseñó un equipo replegado, dibujado con 1-4-1-4-1, que optó por la baza del contragolpe. La duda era comprobar hasta cuándo le duraría el oxígeno a los azulones. Y fue hasta el final.

El equipo de Guardiola acaparó, como es habitual, la posesión de la pelota. Movió de lado a lado al Getafe en los primeros minutos, con velocidad incluso, pero acabó entrando en un ritmo cansino ante las dificultades para encontrar un resquicio para irrumpir en el área. Lo encontró con cuentagotas, pero apareció Moyá. Salvó a los suyos y se lució en disparos de Alexis, Villa y Messi, el tridente por el que optó Guardiola. La respuesta local se formuló con intentos de contra. Sin embargo, esperar desde tan atrás al Barça no permitía a los de Luis García llegar con oxígeno suficiente al área de Valdés.

Gol en un córner

Tomó nota en el vestuario del resultado del derbi madrileño. La victoria del Real Madrid les obligaba a no fallar. Así, el conjunto azulgrana planeó el acoso del Getafe. El problema, no obstante, era el mismo que tuvo en el primer acto. Encontrar el agujero, el espacio bueno ante la guardia pretoriana de Moyá. El asedio se quedaba sin profundidad y no llegó el premio.

La recompensa fue para el Getafe. Una rápida salida azulona acabó en un córner que fue rematado por Valera con un impecable cabezazo. No tenía otra el Barça que lanzarse definitivamente hacia el área madrileña. Pero imposible. ¿Y el hueco? No hubo. Si había resquicio aparecía Moyá. El final fue apasionante con una última jugada del Barça que se fue al palo. Una derrota que le deja a seis puntos de su eterno rival.