Arbeloa reta a disputar todas las finales con el Barcelona - JOSÉ ALFONSO

Álvaro Arbeloa: «Mourinho es demasiado sincero para este mundo»

Es titular con Mourinho y con Del Bosque. Señala que «no lograr un título sería un fracaso». Admite que «no es normal no pasar de octavos». Marca un reto: «Ganar cara a cara al Barcelona será muy importante, ojalá nos lo juguemos todo con ellos»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

Se marchó al Liverpool para dar el salto adelante. En 2009 retornó al Real Madrid «sin puesto». Tenía como rivales a Sergio Ramos y Marcelo. No se arredró. Polivalente por la derecha y por la izquierda, Arbeloa (Salamanca, 17-1-83) consiguió ser fijo con Pellegrini y con Mourinho. Es el lateral que mejor defiende. Del Bosque le confirmó también como titular con España. Ahora persigue su asignatura pendiente: ganar títulos con el Real Madrid. La Champions, hoy, es el primer objetivo.

—Titular fijo con Mourinho y con Del Bosque. Usted sí que se lo ha ganado en el campo.

—No puedo negar que lo que he jugado es porque me lo he ganado. El año pasado, Pellegrini siempre contó conmigo, por la derecha o por la izquierda. Y con Mourinho he jugado casi todos los partidos. Estoy contento. He podido cambiar la situación que tenía al principio del verano, cuando lo veía muy complicado. Pero a base de trabajo los resultados llegan.

—Dice su entrenador que usted es quien mejor defiende. Le puntúa: no baja de «siete» y llega al «nueve».

—Quizá Marcelo sea un futbolista mucho más ofensivo y yo sea más defensivo. Agradezco las palabras del «míster». De mí siempre habló bien y no es una persona que regale halagos gratuitamente. Es una persona que cuando habla bien de alguien es porque se lo ha ganado.

¿Mourinho habla demasiado claro para el mundo del fútbol?

—Mourinho es demasiado sincero para este mundo, donde cuesta ser sincero, donde muchas veces la gente no se atreve a decir lo que siente. Choca ver a una persona que dice los cosas como él las piensa.

—¿Esa franqueza le perjudica a él y, por extensión, al Real Madrid?

—No sé si a él le perjudica. No le ha ido mal en la vida yendo así, de frente. Siempre me ha gustado una persona que sepas por donde va, que te dice las cosas a la cara, sea para bien o para mal. Lo prefiero.

—A Cristiano tampoco le perdonan nada. Hace un jugadón como la «espaldinha» y le llaman chulo. La hace otro y le ensalzan. ¿Por qué?

—La gente es así. Cristiano tiene su forma de ser. Es un grandísimo jugador que crea mucho odio y mucho amor. No hay términos medios con él. Es verdad: la «espaldinha» la hizo Ronaldinho y no pasó nada. La hace Cristiano y provoca reacción.

—Reacción, la de ustedes. Luchan en tres competiciones. ¿No conquistar ningún título sería un fracaso?

—En este Real Madrid, cuando no ganas algo sí que es un fracaso. Está tan obligado por su historia, por la exigencia de ganar títulos, que si no lo consigues, puede que sea decepcionante para el madridismo, porque tenemos grandísimos futbolistas, tenemos un pedazo de entrenador... Lo tenemos todo para ganar títulos.

—Seis años sin pasar de octavos de final en Europa. Hoy se enfrenta al Lyon, al que nunca han vencido. ¿Preocupación o reto?

Son los dos siguientes retos, tras ser finalistas de Copa. Es evidente que no es normal no pasar de octavos. Este club tiene que jugar un año en semifinales, al siguiente la final. La plantilla es para llegar siempre lejos en Champions. No podemos fallar. Hay que superar la barrera psicológica de octavos. Es una situación que no se puede repetir. Seis años sin pasar de esta ronda es cuando menos extraño. Hay que vencer al Lyon, que se nos resiste. En Liga de Campeones no se pueden cometer errores.

—¿La Liga es realmente posible?¿El Sporting y el Arsenal demostraron que el Barcelona no es invencible?

—La Liga no está decidida. Hemos visto cómo sufrió el Barça ante el Athletic. Los equipos pueden empezarse a creer que le pueden vencer. Uno tenía la sensación de que los equipos casi entraban al campo sabiendo que era imposible hacerle daño al Barcelona. Nosotros siempre hemos creído que podemos ganarle. No es invencible.

—Derrotar al Barcelona en la final de Copa sería un punto de inflexión.

—Conquistar un título frente a «tu rival» cara a cara, en un partido, es muy importante. Contará doble. Y conseguir la Liga ante ellos...

—Pueden jugarse los tres títulos frente a los azulgrana.

—Ojalá juguemos las finales de todo contra el Barcelona. Sería fenómeno.

—¿Qué les da Mourinho para que tengan tanta confianza?

—Mourinho es capaz de entrar a un vestuario como el del Real Madrid y exigir el máximo a todos los jugadores. Es capaz de mirarte a los ojos y decirle a cualquier jugador ¡a cualquiera!, que lo que estás haciendo no vale para nada. Eso no es fácil en una plantilla como ésta. Es un entrenador que tácticamente prepara mucho los partidos, estudia a los rivales y le echa horas viendo nuestros partidos. Es mucho trabajo diario, mucho esfuerzo y al final tiene recompensa.