Adebayor y Benzema, en un entrenamiento del Real Madrid - EFE
REAL MADRID

Adebayor-Benzema, el duelo «perfecto»

Mourinho generó esta guerra para explotar su rendimiento. Acertó. Pujan por «el puesto»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

El foco mediático oscurece la capacidad de Mourinho para hacer equipos. El entrenador azuzaba a Benzema con declaraciones que se interpretaban como ataques. El Real Madrid sabía que no eran tales. El entrenador deseaba hurgar en el amor propio de Karim y su petición del fichaje de otro delantero era un arma de doble filo. Exigía contar con otro punta de calidad —Adebayor— y obtener con su contratación el rendimiento del francés, su enemigo natural por la titularidad. Los hechos le han dado la razón en dos semanas. Benzema se puso a jugar como nunca y Emmanuel marcó dos goles. «La situación perfecta», manifiesta el técnico con una mirada rapaz. «Este portugués, demasiado listo es», le deberían cantar, en vez del insulto descerebrado que todos conocen.

Es la situación de competencia ideal que el conjunto madridista necesita para volver a encontrar el gol a domicilio, después de dos salidas fallidas. La derrota en Pamplona (1-0) y el empate en Almería (1-1) le obligan a vencer en Cornellá para no quedar descartado del título. Ahora mismo, ni Adebayor ni Benzema pueden asegurar que serán titulares frente al Español. El africano está descansado, pero el partidazo del galo ante Brasil, autor del gol decisivo, debe ser refrendado por su club.

Mourinho vio ayer al Lyon

Mourinho ha hablado con ellos. Les dijo que cuenta con los dos y que la titularidad de uno no significa la suplencia real del otro. Los dos jugarán hoy. El orden de los factores no altera el producto. Planifica a largo plazo. Piensa en la visita sabatina del Levante y especialmente en el duelo europeo frente al Olympique de Lyon del martes día 22. Su reto es acabar con la obsesión del club por superar los octavos de final de la Copa de Europa. El preparador no dio ayer rueda de prensa con el Real Madrid porque voló a Francia para observar al Olympique de Lyon, que visitaba al Saint-Ettienne.

El duelo Adebayor-Benzema no es la única competitividad que alimenta desde su dirección. El retorno de Kaká presiona a la línea de medias punta. Medita mantener al brasileño como titular, durante una hora, y hacer entrar más fresco a Di María, como hizo ante la Real Sociedad (4-1). El argentino se exprimió el miércoles, también con la albiceleste, frente a la Portugal de Cristiano.

El regreso de Pepe es la noticia más agradable para el técnico. Inmerso en su renovación, el central retorna en el momento idóneo, pues Carvalho está tocado. El Real Madrid debe ganar al Español para no quedar tocado en la Liga.