Valdano, ayer, en su conferencia en la Asociación Hispano-Francesa Miguel Berrocal

Valdano solicita a los jugadores mesura ante las críticas arbitrales

MADRID. J. A.
Actualizado:

Prohibido valorar las actuaciones arbitrales bien salgan beneficiados o perjudicados con sus decisiones. Mesura en los comentarios que comprometan o alteren el orden deportivo y disciplinario del vestuario. Con estos discursos, el director deportivo del Real Madrid, Jorge Valdano, acudió a la Ciudad Deportiva para mantener una reunión informal de más de media hora con los catorce jugadores que ayer se entrenaron a las órdenes de Vicente del Bosque.

Sólo faltaron a la cita los once futbolistas que se encuentran concentrados con sus respectivas selecciones o solucionando problemas burocráticos: Raúl, Hierro, Munitis, Helguera, Casillas y Morientes (España), Makelele (Francia), McManaman (Inglaterra), Geremi (Camerún), Roberto Carlos (asuntos personales en Brasil) y Figo (asuntos personales y Portugal).

No es nuevo este mensaje de tranquilidad, puesto que desde que llegó Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid la vehemencia y la crítica ácida han pasado a un segundo plano para hacer gala de un talante conciliador y pausado. El Madrid está en el punto de mira de las críticas que vienen desde diversos clubes, en forma de manifestaciones agresivas de sus presidentes (Pedro Cortés, Joan Gaspart...) o algunos jugadores (Rubén Baraja) que insinúan un trato de favor de los árbitros hacia los madridistas para que consigan el título de Liga.

Ante este ataque frontal, y con la Liga y la Liga de Campeones en sus fases decisivas, Jorge Valdano no desea que se distraigan los jugadores y el cuerpo técnico en cuestiones que consideran banales.

ILLGNER, NO AL MANCHESTER

Por otra parte, el tercer portero de la primera plantilla, Bodo Illgner, permanecerá en la disciplina del conjunto blanco después de que el Manchester United haya anunciado la contratación del guardameta escocés Andy Goram, del Motherwell, para reemplazar temporalmente al francés Fabien Barthez. Se había especulado la posibilidad de que el alemán fuese cedido o traspasado al conjunto inglés porque sus dos porteros se encuentran lesionados en la actualidad y la UEFA le había concedido una nueva contratación por dicho motivo.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Bodo Illgner no valoró una supuesta espantada para viajar a Mallorca con el equipo alegando una lesión: «Creo que el entrenador lo explicó perfectamente. Llevaba diez días sin entrenar y luego, aunque entrenaba, lo hacía aun ritmo menor que el resto. Tampoco hoy he podido entrenar, todavía, a tope. No creo que el Real Madrid permitiera que un jugador no quisiera jugar un partido o tan siquiera viajar con él».