Las vacaciones del tenis
Caroline Wozniacki, en las playas de Barbados.

Las vacaciones del tenis

Las paradisiacas playas de Barbados, las islas Maldivas o Bali compiten con los tradicionales reencuentros familiares para la élite del tenis en estas fechas

REDACCIÓN | MADRID
Actualizado:

La final de la Copa Davis marca el cierre de la temporada tenista masculina y el inicio de las vacaciones en el mundo del tenis. Los deportistas disponen de sus únicos días de asueto garantizado antes de que la competición regrese en Australia con el nuevo año y muchos lo han aprovechado.

Tanto en el circuito masculino como en el femenino existen entusiastas de las playas donde el relax y la recarga de energía están garantizados. Los más afortunados aprovechan sus compromisos publicitarios y exhibiciones para desplazarse a los ahora cálidos lugares. Este es el caso de Serena Williams (Número 1 de la WTA) y Caroline Wozniacki (Nº4), quienes se han encontrado en Barbados para promocionar el tenis. La primera se paseó por las islas tras visitar Colorado y después regresó a casa en Florida para presentar su biografía. La segunda, disfrutó de diez días en "el mejor hotel", con un gran jacuzzi en la misma sala de estar.

Otra que ha elegido la orilla del mar como destino turístico es Samantha Stosur, la mejor australiana del circuito (número 13 individual y 7 en dobles), quien alargó su estancia practicando 'snorkel' en Bali tras su eliminación en el torneo del lugar. Después, se desplazó a la bahía de San Francisco para disfrutar de su 'mountain bike'. El Pacífico fue elegido por Virginie Razzano (nº 17 de la WTA), ya que la francesa se desplazó a la isla volcánica de Mauricio durante una decena de días antes de volver a su país para iniciar su pretemporada jugando al bádminton y al baloncesto. En cambio, el argentino del Potro (Nº5 de la ATP) ha preferido Costa Rica.

Los hay que no se desplazan tan lejos para disfrutar de la arena. Los españoles Rafael Nadal (Nº2 ATP) y David Ferrer suelen aprovechar estas fechas para acudir a las calas de su tierra (Mallorca y Jávea respectivamente) con familia y amigos. De hecho, el alicantino es un devoto de pasar el día en la playa del Arenal con una buena comida de carne a la piedra o pescado como condimento.

Vacaciones en casa

Al fin y al cabo, la vida familiar tras once meses de continuos viajes suele ser el añorado sueño de los tenistas. Robin Soderling (Nº8), que ha dado alguna de las sorpresas de la temporada hasta entrar en el top-10 de la ATP ha regresado a Suecia. Junto a su esposa e hijos ha disfrutado de las 'convencionales' pizzas en casa o como espectador de partidos de hockey sobre hielo antes de volver a la preparación física a las órdenes de Magnus Norman. Incluso Kim Clijsters (Nº18) ha aprovechado para llevar su pequeña hija a Eurodisney para que conociera al ratón Mickey antes de preparar su salto a las pistas en Australia.

Por supuesto, hay quien elige las clásicas reuniones de fin de año como el escocés Andy Murray (Nº4), quien ha disfrutado de alguna 'pachanga' de fútbol con ex tenistas como Tim Henmann. Los más avezados saben combinar ambas pasiones. El alemán Tommy Haas vivirá sus días de vacaciones a caballo entre sus parientes germanos y su familia política en Estados Unidos para recorrer Miami, Brandenton, Múnich y recibir al nuevo año en Los Ángeles.

Por último, hay que recordar a aquellos que han perdido sus vacaciones o han estado a punto de hacerlo. El ruso Nicolay Davydenko (Nº6) estuvo a un paso de tener que cambiar sus billetes a las Islas Maldivas tras superar a Roger Fededer en el Trofeo de Maestros, pero finalmente optó por acudir al archipiélago tras su gran triunfo en Londres. Peor suerte tuvo Vera Zvonareva (Nº9), quien había previsto visitar Cuba por consejo de su madre pero tendrá que hacerlo en otra ocasión debido a una operación de cirugía que le ha obligado a hacer rehabilitación durante semanas junto al conocido doctor Nick Van Dyke, bien conocido Cristiano Ronaldo. Si se recupera, tendrá que esperar un año para viajar al Caribe como el resto de sus compañeros de profesión.