Ullrich evita por ahora la sanción vitalicia
DOPAJE

Ullrich evita por ahora la sanción vitalicia

El TAS se declara incompetente para juzgar la apelación de la Agencia antidopaje suiza, pero anunciará su decisión sobre el recurso de la UCI a principios de 2012

ABC.ES
Actualizado:

Jan Ullrich ha salvado la primera pelota del partido. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se ha declarado incompetente en relación a su caso con la Agencia Antidopaje suiza, que reclamaba una sanción de por vida para el corredor alemán. Su caso, sin embargo, no está cerrado. El tribunal con sede en Lausana decidirá dentro de seis semanas sobre un recurso de la Unión Ciclista Internacional (UCI) en relación con la Operación Puerto.

La Agencia Antidopaje suiza solicitó en mayo de 2009 una sanción vitalicia para Jan Ullrich, ganador del Tour de Francia en 1997 por una violación de la normativa antidopaje. La reclamación fue archivada por el Comité Olímpico Suizo al considerar que no tenía jurisprudencia sobre el caso tras la retirada del ciclista en 2007, por lo que el caso llegó hasta el TAS, que ha estimado que no tiene jurisdicción sobre el caso ante la ausencia de un acuerdo de arbitraje válido entre ambas partes.

Pese a contar con la nacionalidad alemana, Ullrich competía bajo licencia de la Federación Suiza de Ciclismo desde el año 2005, antes de la creación de la Agencia Antidopaje. El TAS considera que no puede reclamar una sanción a Jan Ullrich ya que no era dejó de ser miembro de la Federación en octubre de 2006, mientras la nueva Agencia antidopaje suiza se creó en 2008.

Dopaje sanguíneo

La segunda parte del caso enfrenta a Ullrich con la UCI, por la vinculación del ciclista alemán con la Operación Puerto desarrollada en España en el año 2006. El alemán fue identificado por la Guardia Civil como cliente de la red de dopaje de Eufemiano Fuentes, que se enfrenta a dos años de prisión.

Ullrich ya tuvo que abandonar durante seis meses la bicicleta tras un positivo por anfetaminas en junio de 2002. Por lo tanto, una segunda condena podría significar una exclusión de por vida del ciclismo, incluyendo trabajos como preparador o director de equipo.