Tsartas, exponente máximo de un AEK que el Barça no debe temer

MADRID. J. M. C.
Actualizado:

Una vieja gloria a la que el tiempo está poniendo en su sitio, es decir, en el tercer lugar de la Liga griega, que el AEK de Atenas tampoco da para más. Es verdad que fue el primero entre los suyos, pero ha tiempo ya de eso, en la década de los ochenta y un poquito de los noventa. Luego, llegaron el Olympiakos y el Panathinaikos y le relegaron a un puesto mucho más secundario.

Hay antecedentes de cómo está el conjunto griego. En la pretemporada se enfrentó al Español, que le mojó la oreja (2-1) pero desde entonces ha mejorado mucho y la prueba es que ha ido eliminando a equipos de cierto rango, como el Bayer Leverkusen alemán.

Gran culpa del buen momento del equipo griego la ha tenido un viejo conocido del fútbol español, Vassilis Tsartas, ex jugador del Sevilla, que hizo las delicias de los aficionados españoles. Once goles en veinte encuentros hablan bien a la clara del excelente momento que atraviesa el fino jugador griego.

Pero aparte de esto, poco más hay. El clásico agobio de tener que jugar en Grecia y la maldición de hacerlo contra un equipo de ese país. Hay que recordar que hace 37 años que un conjunto español no gana allí pero ahora el Barcelona tiene la oportunidad de redimirse en Atenas, una ciudad de pésimo recuerdo para los azulgrana.

Aunque Tsartas es el director de orquesta del equipo entrenado por Toni Savevski (ocupa el cargo desde hace dos semanas), Nikolaidis es su jugador más efectivo ante la portería contraria. Atrás, el brasileño Ferrugem es el hombre más valioso.

De acuerdo a su historial en la Liga griega, el AEK va situado en tercer lugar en el campeonato de su país con 36 puntos, a dos del segundo, el Panathinaikos y once del líder, Olympiakos. Se trata de un equipo totalmente renovado pues esta temporada fichó a un total de ocho jugadores, entre ellos tres suramericanos, todos procedentes de Boca Juniors: Navas, Ruiz y Calvo.