Los siete trabajos de Ashton Eaton
Ashton Eaton durante la prueba de salto de pértiga del heptatlón - AFP
ATLETISMO. MUNDIAL DE ESTAMBUL

Los siete trabajos de Ashton Eaton

El estadounidense bate el récord en el heptatlón y consigue 6.645 puntos, superando en 77 su anterior plusmarca

S. D.
ESTAMBUL Actualizado:

El Mundial de Atletismo de Estambul de pista cubierta pasará a la historia por las excelentes prestaciones de los especialistas en pruebas combinadas. El estadounidense Ashton Eaton culminó su progresión en el heptatlón con un nuevo récord mundial (6.645 puntos, 77 más que su anterior plusmarca) un día después de que la ucraniana Natallia Dobrynska rompiera por primera vez en la historia la barrera de los 5.000 puntos (5.013) en el pentatlón.

Eaton llegó a la última prueba con el récord casi asegurado. Después de su magnífico salto en pértiga (5,20), le bastaba con correr en 2:39.63 los 1.000 metros -última de las siete disciplinas- para embolsarse, como Dobrynska, 90.000 dólares: 50.000 por en récord y 40.000 por la victoria. Se permitió el lujo de ganar también la última carrera en 2:32.77, añadiendo 955 puntos a su cosecha.

Por su parte, el estadounidenseJustin Gatlin, campeón olímpico de 100 metros en 2004 y doble campeón mundial en 2005 antes de cumplir cuatro años de suspensión por dopaje,culminó su redención con la medalla de oro en 60 metros. El costarricense Nery Brenes dinamitó los 400 con una impetuosa vuelta final que le dio el triunfo con 45.11. En la final femenina de 400, Sanya Richards, campeona mundial al aire libre en 2009, regresó a la cima con un triunfo autoritario.

El marroquí Abdalaati Iguider cambió la plata de hace dos años por el oro en la final de 1.500. En la final femenina de la distancia, la etíope Genzebe Dibaba logró el triunfo en 4:05.78. El brasileño Mauro Vinicius da Silva atrapó el oro en longitud con un salto de 8,23. La australiana Sally Pearson, atleta mundial del año 2011 para la IAAF, ganó sin oposición la final de 60 metros vallas con 7.73.

En pértiga, el francés Renaud Lavillenie, campeón de Europa, venció con la mejor marca mundial del año 5,95. La estadounidense Chaunte Howard-Lowe se llevó el triunfo en una devaluada final de altura con una marca de 1,98. Cinco atletas, todas con 1,95, se repartieron los puestos siguientes, pero las medallas fueron para la rusa Anna Chicherova y la italiana Antonietta di Martino, el bronce.