RUGBY

España, Argentina y México caen en su debut

Las selecciones nacionales de rugby a 7 cedieron ante ante Suráfrica, Canadá y Samoa, respectivamente

madrid Actualizado:

Las selecciones nacionales de rugby a 7 de España, México y Argentina cayeron este viernes ante sus rivales en la jornada inaugural del Sevens hongkonés, una cita deportiva marcada por el buen tiempo y el ambiente de fiesta. Los Pumas argentinos, séptimos de la tabla en el Circuito Mundial de Siete de la IRB, cedieron ante Canadá por la mínima (21-22); España lo hizo por 33-5 ante Suráfrica, uno de los rivales más duros de los Leones, ya que los africanos son quintos del ránking después de haber conquistado el Sevens de Las Vegas.

México, que ha sido invitado por primera vez al territorio, se enfrentó a uno de los huesos más difíciles de la competición, Samoa, defensora de la Copa de Hong Kong tras haberla conquistado en 2010 en una de las finales más reñidas de la historia del torneo (que comenzó a rodar en 1976). Las Serpientes "jugaron muy bien en este ambiente fantástico", señaló a Diana de la Huerta, fan número uno del dorsal 5 mexicano, Mauricio Ríos.

La afición mexicana, recién nacida en la ex colonia británica para esta lid, disfrutó y apoyó al equipo tricolor a pesar del 64 a 0 final. "Posiblemente tuvieron miedo escénico, pero seguro que mañana lo hacen mejor", señaló Sergio, otro seguidor de las Serpientes. El Sevens hongkonés, en el que participan 24 equipos nacionales divididos en 6 grupos, medirá mañana sábado las fuerzas de México frente a Escocia (décimos de la tabla), y Tonga; las de España frente a Gales (octavos), y la anfitriona, Hong Kong; y las de Argentina frente a Zimbabue y Australia (sextos).

El torneo de la urbe asiática, ya en su trigésimo sexta edición, está sirviendo de termómetro para medir el nivel olímpico de los concentrados, ya que en 2016 (Río de Janeiro) la disciplina a siete saltará a deporte olímpico. Todos los encuentros y la final (para el domingo) se disputarán en el Estadio de Hong Kong, con aforo para 40.000 espectadores, respetable que cada año hace alarde de imaginación a la hora de elegir indumentaria para acudir al campo.

A pesar de que seguirá sin haber restricciones en cuanto al consumo de cerveza por persona, uno de los ingredientes que más acólitos capta (especialmente entre anglosajones), los organizadores han tomado medidas extras este año para evitar que exhibicionistas y espontáneos interrumpan los partidos con sus apariciones en el césped. Además de elevar las barreras, el intruso será expulsado del campo y arrestado.