Palermo y Arzeno disputan un balón por alto. Ap

Se relajó el Villarreal tras el 4-0

VILLARREAL. Efe
Actualizado:

VILLARREAL 4

RACING 2

VILLARREAL (4-4-2) López Vallejo; Xavi Roca, Berruet, Quique Álvarez, Arruabarrena; Javi López, Amor (Barros Schelotto, m. 75), Cagna (Craioveanu, m. 72), Jorge Gracia; Víctor y Palermo (Moisés, m. 66).

RACING (4-4-2) Ceballos; Mellberg, Ramis, Arzeno, Juanma; Manjarín (Amavisca, m. 46), Colsa (Espina, m. 46), Ismael, Vivar Dorado; Regueiro (Magallanes, m. 63) y Mazzoni.

ÁRBITRO Rodríguez Santiago. Amonestó a Quique Álvarez, Xavi Roca, Jorge Gracia, Arzeno y Ramis.

GOLES 1-0, m. 10: Cagna. 2-0, m. 36: Jorge López. 3-0, m. 52: Palermo. 4-0, m. 73: Craioveanu. 4-1, m. 75: Magallanes. 4-2, m. 88: Mazzoni.

El Villarreal venció con contundencia al Racing por 4-2, en un encuentro que dominó de principio a fin. Los santanderinos, muy presionados por su clasificación, se vieron atenazados en su juego, lo que unido al gran partido de los castellonenses, deparó que el Racing se llevara un serio correctivo.

A los diez minutos, una excelente asistencia de Gracia dejó sólo a Cagna, que de preciosa vaselina estableció el 1-0. El Racing se enrabietó y trató de salir de las cuerdas con un par de contragolpes que, sin embargo, desaprovecharon Reguerio y Mazzoni, con disparos muy inocentes.

El Villarreal se mostró muy superior a su rival y a los 35 minutos los dos mejores jugadores del equipo en la presente temporada, fabricaron un segundo gol de ensueño. Un perfecto taconazo de Víctor dejó sólo a Jorge López en el vértice derecho del área y tras amagar la asistencia a Palermo fusiló de tiro cruzado a Ceballos para poner el 2-0 al descanso.

El festival del Villarreal tuvo su éxtasis en el minuto 53, cuando otra vez Jorge López y Víctor elaboraron el gol, ya que una asistencia del delantero a Palermo, la aprovechó el argentino para de un maravilloso taconazo poner la puntilla a un Racing, que se sentía impotente y totalmente abatido.

A partir de ese momento, el choque perdió interés. Craioveanu marcaba el 4-0 al minuto de ingresar al terreno de juego y el equipo castellonense se relajó. Magallanes acortó distancias tras transformar un libre directo, mientras que Mazzoni maquilló el marcador a dos minutos del final.