Jon Rahm disfrutó de su mejor arranque en un major desde que es profesional
Jon Rahm disfrutó de su mejor arranque en un major desde que es profesional - EFE
GOLF - Open Británico

Jon Rahm tira de potencia y acecha el liderato

El español acabó a tres golpes de Kevin Kisner (-5) y vivió una plácida jornada en Carnoustie

Carnoustie (Escocia)Actualizado:

Una manida frase indica que los torneos de golf no se ganan el primer día, pero que sí pueden perderse con un mal arranque. Y eso es lo que le ha venido sucediendo a Jon Rahm desde que hace dos temporadas irrumpiera en el mundo profesional. Sus ganas por sumar un grande en su palmarés le hacían salir excesivamente presionado en estas citas y, al final, no lograba buenos resultados. Sin embargo, esta semana en el Open Británico su planteamiento ha sido bien distinto. «Hasta ahora me había preocupado mucho por jugar los campos como me decían que había que hacerlo -comentó el vasco -pero me he dado cuenta de que tengo mi propio estilo y no puedo estar pendiente de las estrategias. Tengo que jugar agresivo y arriesgar en cada golpe, porque ese es mi estilo».

De esta manera, el de Barrica fue haciéndose con el control del links de Carnoustie, que a causa de la sequía está seco y duro, con lo que la bola rueda mucho más. «Es increíble, hay calles que están más rápidas que los greens», bromeaba Jorge Campillo ante lo que se había encontrado en su debú en un major. Pero gracias a confianza que ambos conservaron en su juego, fueron los españoles mejor clasificados al terminar la jornada. Rahm, a base de pegarle duro y de patear con rotundidad, firmó 69 golpes (se mejor tarjeta en un grande) y se colocó a tres de Kevin Kisner (-5) que vivió el mayor momento de gloria de su carrera al colocarse como líder del British. Como el viento se fue complicando a lo largo de la tarde, ningún jugador fue capaz de alcanzarle. Por eso el resultado del extremeño (+1) hay que considerarlo como muy positivo.

La logica indica que el reinado de Kisner será efímero, pues hay jugadores muy peligrosos al acecho, como Rory McIlroy, Justin Thomas, Zach Johnson o el propio Rahm a solo tres impactos. Incluso Tiger Woods, a cinco, tiene algo que decir. Además, para el viernes están anunciadas lluvias y si el campo se complica, serán las grandes figuras las que saquen a relucir sus galones. Lamentablemente, Rafa Cabrera (+3) y Sergio García (+4) tendrán que pelear para estar presentes el fin de semana. El canario llevó la vuelta controlada hasta el hoyo 16, pero inexplicablemente realizó cinco putts en ese momento y su tarjeta se vino abajo; el castellonense, por su lado, se vio lastrado por la mala suerte que le viene persiguiendo toda la temporada («el campo no me ha dado nada, siempre los botes salían para los peores sitios», se lamentó) y tiene difícil superar un corte del que, en principio, le separan tres impactos.