Maialen Chourraut y Teresa Portela posan para ABC
Maialen Chourraut y Teresa Portela posan para ABC - DE SAN BERNARDO
Piragüismo

La piragua femenina que no se cansa de ganar

Tras veinte años de éxitos, Maialen Chourraut y Teresa Portela miran a Tokio 2020 con ilusión

Actualizado:

En las vitrinas personales de Maialen Chourraut y Teresa Portela se amontonan las medallas y los trofeos. Hace dos décadas que comenzaron una carrera deportiva que se ha traducido en decenas de medallas en Juegos, Europeos y Mundiales. Éxitos peleados palada a palada casi en el anonimato y con recursos muy limitados, sobre todo al principio de su periplo sobre la piragua. Aún así, ellas no se cansan de pelear y de ganar. Por eso miran a Tokio con ilusión, asentadas ahora sobre la experiencia y con el impulso que les da las victorias del pasado.

«No hay otro objetivo más importante en mi horizonte que Tokio 2020. Quiero llegar allí y hacerlo lo mejor posible, como siempre. Entre medias, hay dos Mundiales que serán especiales. Uno porque es en Río, donde gané el oro el verano pasado; y el otro porque es en la Seu d’Urgell, mi casa y el canal donde entreno cada día», apunta Chourraut, que aún no tiene un oro mundial en su extenso palmarés.

Para conseguirlo, Iberdrola le ha ofrececido desde este año un apoyo especial con el que será más fácil subir a lo más alto del podio. «Me hace especial ilusión ese Mundial en casa, porque es un canal en el que paso muchas horas y lo siento un poco como mío. No me gustaría que se me escapara, pero aún queda mucho y en mi especialidad es muy difícil ganar, porque cualquier fallo te deja fuera», explica.

Asu lado, Teresa Portela asiente en cada palabra de su compañera. Ella sí sabe lo que es ganar un Mundial, aunque muchas veces esos triunfos pasen desapercibidos. «Hace poco ha sido el Mundial y ni siquiera se ha visto por televisión en España. No es algo lógico, porque tiene mucho mérito estar ahí y al aficionado al final le toca hurgar en Internet para poder verlo», señala la gallega a ABC.

Para Portela y Chourraut, la llegada de Iberdrola supone una estabilidad para poder preparar el futuro. «Ojalá hubieran llegado antes estas ayudas, pero lo importante es que podamos contar con ellas para afrontar con garantías la competición y que se apueste por el deporte femenino», señalan. Este apoyo permitirá también a la federación crear proyectos paralelos en los que está presente la mujer, haciendo siempre un guiño a la cantera.

«El nuevo programa olímpico marca la paridad en todas las pruebas –4 en eslalon y 12 en sprint– y por eso es tan importante que haya este tipo de apuestas por el deporte femenino. Desde la federación queremos que tengan todas las necesidades cubiertas para que puedan centrarse exclusivamente en el entrenamiento y la competición», afirma a ABC Juan José Román, presidente de la federación, orgulloso por haber situado al piraguismo como el deporte español más exitoso en los Juegos Olímpicos de Río.

Chourraut y Portela, pioneras en la piragua femenina, alimentan con su constancia la ilusión de las más jóvenes, que ven en ellas una senda para seguir creciendo rumbo a Tokio 2020. «Queremos centrar estas ayudas en las nuevas generaciones. Deportistas como Laia Sorribes, Miren Lazcano o incluso más abajo. Porque Maialen y Teresa son la punta del iceberg, pero la base, lo que no se ve, existe y hay que nutrirla para que en Tokio podamos ver los resultados», señala a ABC Ekaitz Saies, director técnico de la federación.