Palermo: «Esto no es un trampolín, vengo a triunfar aquí»

VILLARREAL. J. M. Arquimbau
Actualizado:

La presencia de Martín Palermo —Barros Schelotto sólo fue una sombra— convirtió Villarreal en una fiesta, que vivió su momento más importante con la aparición del jugador argentino en el campo de El Madrigal, donde le aguardaban más de siete mil aficionados.

La jornada comenzó muy pronto para Palermo puesto que a las ocho de la mañana comenzaba su reconocimiento médico para firmar oficialmente por el Villarreal para ésta y cuatro temporadas más. Después, comió con el presidente, el entrenador, Víctor Muñoz, y los jugadores argentinos del equipo. Por la tarde, rueda de Prensa y presentación. Hoy, primer entrenamiento.

Martín Palermo apuntó que «el Villarreal no es ningún trampolín en mi carrera ni ningún equipo de paso. He venido aquí para triunfar y para intentar ayudar al club a ser un equipo grande». El delantero aceptó que puede haber sorprendido su decisión de fichar por un club modesto, aunque añadió que «en Argentina empecé en un equipo chico y de ahí pasé al Boca. Día a día, con trabajo, fui ganando todo lo que tengo y es lo que pienso hacer aquí».