Imágenes de facilitadas por la Policia Nacional de la operación "Oikos"
Imágenes de facilitadas por la Policia Nacional de la operación "Oikos" - EFE

Nueve denuncias en el fútbol no profesional

LaLiga destaca la eficacia del sistema de protección contra los amaños también en la presente temporada

Actualizado:

La denuncia presentada hace un año por LaLiga tras el Huesca-Nástic fue ayer el detonante de la operación Oikos, un nuevo golpe al amaño de partidos en el fútbol español que provocó la detención de jugadores en activo y exfutbolistas, así como del presidente y del médico del club oscense. «Esta operación pone de manifiesto que los sistemas de protección de integridad implantados por LaLiga desde hace cinco temporadas, para proteger la limpieza de todas las competiciones del fútbol español, han sido eficaces en la detección y denuncia de encuentros presuntamente manipulados», se congratuló, en un comunicado, la organización presidida por Javier Tebas tras conocerse las detenciones. Pero el escándalo puede ser aún mayor porque en relación con este caso se están investigando también un partido de Primera división y otro de la Tercera división aragonesa, el Sariñena-Cariñena de la última jornada del curso 2017-18. Durante la presentación ayer del dispositivo para la final de la Champions, el director general de Policía Nacional, Francisco Pardo, evitó confirmar si el partido de la máxima categoría investigado es el Real Valladolid-Valencia de la última jornada de esta temporada. «Debo ser prudente», se limitó a contestar. Aunque LaLiga confirmó que no ha denunciado ese duelo, eso no implica que la Policía haya podido actuar por su cuenta a raíz de las pesquisas en el Huesca-Nástic. En este sentido, el conjunto pucelano destacó a través de una nota oficial su total colaboración con las Fuerzas de Seguridad para luchar contra la corrupción en el fútbol, pero anunció que combatirá legalmente «cualquier tipo de información que pueda llegar a menoscabar la imagen pública» del club. Una reacción en la misma dirección a la que tuvo el Valencia también en un comunicado.

Durante la temporada 2017-18, LaLiga presentó 39 denuncias por sospecha de amaños, entre ellas la que permitió las actuaciones ejecutadas ayer. Según explicó la organización presidida por Javier Tebas, en el presente curso se han realizado nueve denuncias ante la Policía por presuntas apuestas ilegales en el fútbol no profesional. «Desde LaLiga seguiremos trabajando en la prevención, monitorización, investigación y denuncia de cualquier alerta sobre un posible amaño de partido con el objetivo de mantener la limpieza en el fútbol», afirmó en su nota.

Ana Muñoz, vicepresidenta de asuntos de integridad de la Federación, destacó la labor que se está desarrollando en la lucha contra «la corrupción en el deporte y con el blanqueo de capitales asociado a estas prácticas». «Cuando hablamos de corrupción en cualquier ámbito, en el que el dinero actúe, nadie está exento de caer en la trampa. Quiero ser prudente con las personas que presuntamente han participado en los hechos», respondió al ser preguntada por la detención de Agustín Lasaosa, el presidente del Huesca.

Desde la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se mostró un «total respeto por la investigación policial», a la vez que también pidió «respeto para las personas» y recordó el principio de presunción de inocencia.