Rafa Nadal, durante su partido de ayer./ Efe
Rafa Nadal, durante su partido de ayer./ Efe

Nadal pasa a 'semis' con el hombro maltrecho

El mallorquín elimina a Feliciano López por 6-4, 6-4 en un partido de 90 minutos

|
Actualizado:

El español Rafael Nadal tendrá un enemigo extra en las semifinales, su hombro izquierdo, maltrecho esta tarde pero que no ha impedido que venciera a su compatriota Feliciano López por 6-4 y 6-4, en 90 minutos un triunfo que le sitúa a una sola victoria de consolidar su puesto de número uno del mundo hasta final de año.

El concurso de Nadal en la semifinal ha estado vigilado con lupa. El ex jugador francés del Real Madrid Zinedine Zidane no ha querido perderse este duelo fratricida entre dos españoles que se conocen a la perfección. Y mientras calentaban en la pista central su tío y entrenador Toni Nadal hacía públicas que había dudas sobre si su pupilo podría acabar incluso el partido. Antes del partido le habían aplicado "un tratamiento de recuperación de urgencia para ver qué tal responde".

El problema no era ahora el glúteo, si no el hombro izquierdo, tocado durante su partido anterior contra el francés Richard Gasquet, y que no le ha permitido entrenarse más que 20 minutos. "Tiene un dolor en la parte posterior del hombro" señala su médico Angel Ruiz Cotorro. Y el rumor sobre su maltrecho estado se extendió por toda la pista, y se constataba al observar la velocidad en el saque del de Manacor, 137 km/hora, el más bajo, y nunca más allá de los 180 km/hora. "Hoy, a hasta última hora hemos estado ahí, ahí. Hemos hecho todo tipo de cosas hasta hace casi dos horas, y por suerte he podido salir a jugar", ha manifestado Nadal tras ganar a López.

El revés de 'Feli', insuficiente

Incluso con tan pírricos registros Nadal ha sacado el partido adelante, porque le basta su resto y la buena visión que tiene para pillar la bola adelante para destrozar a cualquier adversario. A Feliciano le conoce de memoria y sabe que restándole siempre a los callos, tarde o temprano le hará daño, como en las tres veces anteriores que le ha dominado sin problemas.

Feliciano también ha salido con la lección aprendida y ha castigado lo que ha podido con su revés cortado pero casi siempre ha encontrado respuestas en Nadal. "Aun así, conociéndonos tanto, es difícil ganarle. Yo intento basar mi juego sobre su revés, pero hoy lo ha cortado muy bien y a él además le encanta jugar en altura y en Madrid, pero yo he jugado muy serio y estoy muy contento", ha explicado Nadal.

En el segundo set, ya con el hombro más caliente, Nadal ha dado todo un recital y Feliciano se ha ido hundiendo sin remisión ante la seguridad de un rival, más rápido y fuerte, y con mayor decisión, que ahora se medirá al vencedor del último duelo de la noche entre el cañonero croata Ivo Karlovic y el francés Gilles Simon.

Con Nadal, maltrecho, pero sobreponiéndose al dolor, el suizo Roger Federer ha dado cuenta del jugador del momento, el argentino Juan Martín del Potro, por 6-3 y 6-3 en 89 minutos, gracias a las ayudas del jugador de Tandil, que impresionado por su rival, ha cometido dobles faltas en momentos claves del encuentro.

12 saques directos

A pesar de que ha conectado 12 saques directos, la debilidad en el servicio del jugador de Tandil en los momentos de agobio le ha puesto en evidencia en los dos sets. En el octavo juego de la primera manga, y en el quinto de la segunda. En ambos, "Delpo", algo exigido por mantener la igualdad del partido, ha cometido dobles faltas, dos en la última ocasión, y aunque su saque ha rayado niveles cercanos a los 224 kilómetros por hora, esa intimidación ha sido una ventaja demasiado grande ante un rival como Federer.

Federer, campeón del 2006, auxiliado por un seguro saque, ha mantenido a raya al mejor argentino del momento, ganador de cuatro torneos consecutivos esta temporada, y que ha tenido mucho que ganar en este partido, pues de haber liquidado a Federer habría sobrepasado en 19 puntos al español David Ferrer, séptimo en la Carrera hasta Shanghai, su gran objetivo. "Ojala vea a Del Potro en Shanghai", ha deseado el suizo a su rival de hoy, al o que el argentino ha respondido "sí, ojalá, pero tu no me has ayudado mucho".

Esa victoria de Federer y la del escocés Andy Murray sobre el francés Gael Monfils por 6-2 y 6-2 en 67 minutos, deja firmado un duelo entre ambos repetición de la última final del Abierto de Estados Unidos. "Allí yo estaba más fresco y hacía viento, pero las condiciones de Madrid le van muy bien a Andy y ya veremos qué sucede".