Del Man TT a Montmeló, 60 años

T. GONZÁLEZ-MARTÍN | MONTMELÓ
Actualizado:

El Gran Premio de Cataluña conmemora el sesenta cumpleaños del Campeonato del Mundo. La carpa ambulante comenzó a rodar el 12 de junio de 1949, en la cita más famosa de la historia del motociclismo: la isla de Man. Un peligroso trazado a lo largo y ancho de badenes, puentes, pueblos y montañas, que en su estrenó constó de 60,720 kilómetros de recorrido. Aquel debut engrosó la épica de la carrera de la isla. Una prueba que desde los años treinta a los setenta se cobró la vida de varios pilotos, contrapunto a las viejas glorias que se enorgullecían de ganar por aquellos lares después de vivir noches de alcohol y bravatas.

En el islote de Man hay monumentos y carteles que reflejan estas locuras de resistencia. Joey Dunlop, famoso por cerrar los pubs de Tandagree, Temple y Skerries antes de montarse en la moto y triunfar, se lleva la palma. Se mató en el 2000, con 48 años, por culpa de otro piloto.

Allí, entre las casas de la isla, se han estrellado demasiadas glorias. Allí se abrió la historia del Mundial. El primer vencedor del anaquel fue Freddie Frith (1909-1988). El 12 de junio de 1949, este británico de 40 años, tan atípico como el circuito, se impuso en la cilindrada de 350 a los mandos de una Velocette, una máquina que ya no se fabrica.

Ganar antes y tras la guerra Freddie fue fiel a la estela de los pilotos indomables que han tallado el mito de la isla. Albañil, comerciante, ganó en Man por primera vez en 1936. Llegada la gran guerra, su destreza fue aprovechada por el Gobierno británico para que dirigiera la Escuela de Conducción en Keswick, perteneciente a Infantería.

Terminado el conflicto, reapareció en competición en 1947. Un año después se adjudicó el primer título universal de 350. Raro, bohemio, ganó las cinco carreras de aquel campeonato, recibió la corona y se retiró. Después de la isla, venció en Suiza (Berna), en Holanda (Assen), en Bélgica (Spa), en Irlanda del Norte (Clady) y, una vez dejado su sello, aparcó la máquina.

Salir victorioso de la isla siempre ha sido un master. Hace cuarenta años, Agostini triunfó en el TT como broche de oro de sus títulos. Esta prueba fue retirada del calendario por su peligrosidad. Valentino Rossi acudió la pasada semana a la edición 2009, valedera para el Tourist Trophy, dio una vuelta y manifestó: «Nunca correré aquí». No cumple ni una norma de seguridad.