Martínez y Carballo alivian el desastre español

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ABC

MELBOURNE. La primera, en la frente. El equipo español masculino, que llegaba con opciones de lograr al menos cuatro medallas en el Mundial, dejó las expectativas reducidas a la mitad tras la primera jornada de competición. Sólo Rafael Martínez, que acabó con la tercera mejor nota en el concurso completo, y Manuel Carballo, con la séptima puntuación en paralelas, lograron meterse en las finales, que se disputarán mañana.

Rafael Martínez, quinto en los Juegos de Atenas y campeón de Europa, aprovechó su regularidad para conseguir la tercera nota en el concurso completo con 55,323, por detrás de los japoneses Tomita (57,223) y Mizutori (55,686). La barra fija (9,537) y el caballo con arcos (9,375) fueron los mejores aparatos del español, que sin embargo falló en una de sus especialidades, suelo (9,050), quedándose fuera de la final. La gimnasia española nunca ha logrado subir al podio en el concurso completo, modalidad que reúne a los gimnastas que dominan los seis aparatos de la competición. En la lucha por las medallas los ocho gimnastas clasificados partirán de cero, por lo que Martínez aspira a todo.

También Manuel Carballo, séptimo en paralelas con una nota de 9,650, luchará mañana por una medalla, aunque está lejos de los primeros, el griego Tsolakidis (9,737), el esloveno Petrovsek (9,737) y el ucraniano Goncharov (9,700).

Deferr, eliminado en salto

La gran decepción llegó de la mano de Gervasio Deferr, ya que el actual campeón olímpico de salto acusó su inactividad después de la lesión que ha padecido en las muñecas y con una nota de 9,412 ni siquiera logró pasar a la final.

Además, Víctor Cano, que fue quinto en los Juegos de Atenas en caballo con arcos, logró la décima puntuación en este aparato (9,612) y será el segundo reserva en la final.