El Madrid busca un triunfo que le haga viajar sin agobios a Valencia

MADRID. Julián Ávila
Actualizado:

Líder y con una escasa ventaja sobre Deportivo (2 puntos), Barcelona (3) y Valencia (4), el Madrid se enfrenta hoy en el Bernabéu al Zaragoza, encuentro aplazado por la celebración de la Copa Intercontinental, con los objetivos de poner tierra de por medio con sus rivales al título y construir un puente que le conduzca a una ventaja placentera para preparar el siguiente compromiso ante el Valencia, en Mestalla.

Para la cita, Vicente del Bosque recupera a Iván Helguera (no jugó en Valladolid porque estaba sancionado por acumulación de amonestaciones) en lugar de Albert Celades. Míchel Salgado ha mejorado de su resfriado y ocupará el lateral derecho. La única duda es saber quién ocupará el costado izquierdo en el centro del campo. Savio ha gozado de la confianza del técnico en los últimos partidos, pero el excelente estado de forma de McManaman salpica de incertidumbre la decisión.

ESNÁIDER Y REBOSIO, DUDAS

Por su parte, el Zaragoza llega a este compromiso inmerso en una fase ascendete de resultados, pero con muchas bajas por culpa de las lesiones. Así, Luis Costa no podrá contar con Pablo, Aguado, Acuña, Sundgren y Garitano. Pero el mayor contratiempo para el técnico maño es saber si finalmente Esnáider y Rebosio superarán las molestias que padecen. En la última sesión de entrenamiento ambos futbolistas trabajaron a un ritmo menor que el resto de sus compañeros, pero no están descartados. Por este motivo ha llamado al canterano Velasco para que se incorpore a la concentración.

Con la defensa en cuadro, Costa tendrá que reorganizar esta línea y dos centrales, Cuartero y Lanna, se desplazarán hasta los laterales. La baja de Acuña, el cerebro del equipo maño, en el medio campo es muy importante y Aragón será su sustituto.

En el terreno de las palabras, Vicente del Bosque concedió mayor importancia al partido contra el Zaragoza que al que su equipo disputará el domingo contra el Valencia, porque «allí puede pasar cualquier cosa». Costa, por su parte, se quejó de las bajas y anunció que no cambiará su estilo de juego aunque enfrente esté el Real Madrid.