Figo, con una férula protectora en la nariz, se entrenó ayer con normalidad. Miguel Berrocal

El Madrid asume el riesgo y Figo juega

MADRID/ZARAGOZA. J. Ávila
Actualizado:

Luis Figo viajó con el Real Madrid a Zaragoza con la intención, salvo impedimento de última hora, de jugar hoy frente a los maños. El portugués manifestó que su fractura de los huesos de la nariz es secundaria y lo primordial es recorrer con éxito una nueva estación camino del título de Liga. La lesión ya restañada corre el riesgo de empeorar si recibe otro golpe en la zona dañada y las consecuencias agravarían la situación física del jugador.

Pero la Liga queda cerca y con todas las partes de acuerdo, futbolista, cuerpo médico y cuerpo técnico, Figo ha viajado para jugar. «La Liga no está resuelta y tenemos que correr el riesgo máximo para acercarnos al título. No debemos reservarnos nada». Así se explicó Vicente del Bosque cuando fue preguntado sobre el posible concurso del portugués. Por su parte, éste se expresó en idéntico tono y con el mismo discurso del día de la operación: «Quiero jugar y ayudar al equipo. Siempre hay un riesgo, pero tengo que pensar que no es así. Creo que lo mejor es estar dentro del campo. Todos los partidos son importantes y a pesar del margen de puntos, los tres que nos jugamos contra el Zaragoza son vitales».

Con la alineación de Figo decidida, el único cambio será que Helguera ocupará la plaza del lesionado Hierro, mientras la suya en el medio campo será para Conceiçao.

En el Zaragoza, Luis Costa no podrá contar con Esnáider, que se encuentra concentrado con su selección, y los maños se apoyarán en los números y en su juego para buscar el triunfo. Y es que el Real Madrid sólo ha ganado en tres ocasiones en La Romareda en los últimos veintidós años (las victorias se produjeron en la temporada 1983-84, con un marcador de 1-3, y luego en dos campañas consecutivas, la 93-94 y la 94-95, en las que los resultados fueron 1-4 y 2-3, respectivamente).