James Conner (#30) en la segunda jornada de NFL ante los Kansas City Chiefs
James Conner (#30) en la segunda jornada de NFL ante los Kansas City Chiefs - AFP
Fútbol Americano

De luchar contra un cáncer a ser una estrella de la NFL

James Conner, Running Back titular de los Pittsburgh Steelers, superó en 2015 un Linfoma de Hodgkin

MadridActualizado:

Nueva historia de sacrificio, esfuerzo y superación desde Estados Unidos. James Conner, running back de 23 años, es la nueva sensación de la liga. El jugador sufrió en 2015 una lesión de rodila que le apartó del fútbol americano universitario. Durante los seis meses de rehabilitación recibió una noticia todavía peor: Conner tenía Linfoma de Hodgkin, un tipo de cancer que dificuta la cura de infecciones.

El de Pennsylvania decidió luchar: estuvo entrenando con el equipo de la universidad de Pittsburgh durante las doce sesiones de quimioterapia que recibió. Su calidad y dedicación se vieron reflejados en el Draft de 2017: Los Pittsburgh Steelers apostaron por él en la tercera ronda.

Miembros veteranos de la NFL quedaron asombrados con su historia. «No puedes vencer a un tío que ha derrotado a un cancer», dijo Dorin Dickerson, exjugador de la liga.

Pittsburghestá ahora presenciando el nacimiento de una estrella, aunque se tuvieron que alinear los astros, nunca mejor dicho, para que esto sucediese. Gracias a los problemas contractuales del equipo con Le'Veon Bell, el running back titular y estrella de los Steelers, el novato Conner debutó como titular en la primera jornada de liga.

Tras dos partidos en el once inicial por la ausencia de Bell en este puesto, Conner ha avanzado 257 yardas y ha anotado tres touchdowns. Supera a auténicas estrellas de la liga como Ezekiel Elliott (Dallas Cowboys), Todd Gurley (Los Ángeles Rams) o Julio Jones (Atlanta Falcons).