Tiger Woods fue uno de los protagonistas del día al sobreponerse al mal tiempo en Carnoustie
Tiger Woods fue uno de los protagonistas del día al sobreponerse al mal tiempo en Carnoustie - REUTERS
GOLF - Open Británico

La lluvia hunde a la Armada Española en Escocia

Cabrera (+2), el único español que sigue en liza, está a ocho golpes de la cabeza

Carnoustie (Escocia)Actualizado:

El Open Británico estaba resultando un tanto extraño con tanto sol y las calles agostadas. Los jugadores se extrañaban de la rapidez del campo y echaban de menos las condiciones infernales que a menudo se encuentran en este recorrido de Carnoustie, considerado el más duro de todos los que componen la rotación del major.

Pero en cuanto saltó la lluvia todo cambió. «El campo se volvió más pesado y, aunque las condiciones eran similares a las que nos encontramos en octubre en el Dunhill Links, las banderas más esquinadas lo hacían mucho más complicado», comentó Jorge Campillo (+5), uno de los damnificados por este cambio climático. Al cacereño le tocaron las horas más húmedas del campo, igual que a Sergio García (+4), que también se vio eliminado a consecuencia de un doble bogey en el hoyo 16 que le desquició y le dejó muy tocado para los hoyos finales.

Con el corte establecido en tres sobre par, solo tenían posibilidades de clasificarse sus compatriotas que jugaban por la tarde, Rafa Cabrera y Jon Rahm. El canario (+2) lo hizo después de una buena remontada («sabía que estaba jugando bien y, después de cuatro horas en el campo de prácticas, me mentalicé de que un mal hoyo el primer día no me podía dejar fuera del torneo», reconoció) y se convirtió inesperadamente en el único en seguir adelante. No porque no entrase en las posibilidades que lo hiciera, sino porque nadie contaba con que el vasco pinchase estrepitosamente en el hoyo 7 cuando marchaba con tres bajo par, a tres golpes del liderato.

Un mal golpe de salida le llevó fuera de límites y, a partir de ahí, a firmar un triple bogey, uno normal y otro doble en una secuencia fatal que acabó con sus opciones. «Tuve un despiste por un problema personal y no pude solucionarlo, no hay que darle más vueltas. Me duele mucho acabar así la semana, pero no se acaba aquí el mundo. La temporada es muy larga», comentó con confianza. Como no pudo levantarse en los siguientes agujeros Jon acabó con 78 impactos (+5).

Mientras, la clasificación se iba poniendo cada vez más interesante. Aunque el líder inicial Kevin Kisner llegó a colocarse con ocho bajo par, finalmente el campo sacó sus garras y dejó la cifra en (-6), igual que Zach Johnson, el ganador de 2015. Un golpe por detrás acabaron Tommy Fleetwood, Pat Perez y Xander Schaufele, aunque la mejor noticia para los aficionados es que los grandes nombres están a tiro para ofrecer un fin de semana glorioso. Rory McIlroy (-4); Jordan Spieth y Rickie Fowler (-3); Adam Scott y Brooks Koepka (-1) o incluso Tiger Woods, Phil Mickelson o Jayson Day (par) pueden dar guerra si firman dos buenas vueltas el fin de semana.