El peleador grancanario Lionel Padilla celebra una victoria
El peleador grancanario Lionel Padilla celebra una victoria - Facebook | AFL
Artes Marciales Mixtas

Lionel Padilla: «Si sigo entrenando a este nivel, creo que puedo llegar a UFC»

El luchador grancanario (6-1) peleará el 30 de marzo en su tierra natal por el cinturón del peso superligero de AFL

Actualizado:

En un mundo digitalizado hasta el extremo, puede parecer extraño que un luchador no tenga redes sociales o no le preste una atención diaria para poder actuar de escaparate donde ofrecer el producto en forma de deportista. Quizá por eso Lionel Padilla (Gran Canaria, 1986), que recientemente ha abierto su página de Facebook, ha pasado un tanto desapercibido fuera del ámbito insular en las artes marciales mixtas (MMA). En ciertas ocasiones, la naturalidad y la humildad se penaliza en forma de falta de seguidores, pero lo cierto es que son muchas las voces que coinciden en apuntar al luchador grancanario a la hora de hablar de los futuribles en la Ultimate Fighting Championship (UFC), la mayor liga del mundo de MMA.

Ahora, ha emergido la figura de Lionel Padilla (6 victorias, 1 derrota) pues peleará el próximo 30 de marzo en Gran Canaria en el evento AFL «Night of Champions» y tratará de alzarse con el cinturón del peso superligero (74,8 kilos) frente al experimentado Dragan Pesic (17-16). Este evento promete ser histórico, pues serán 13 peleas profesionales y se pondrán en juego cinco títulos de la compañía Ansgar Fighting League, considerada una referencia en España, y se verán peleando por ellos en el octógono a luchadores de la talla de Daniel Requeijo, Zebenzui Ruiz, Kevin Cordero o Darwin Rodríguez.

Lionel Padilla sabe que está ante un momento clave en su carrera deportiva, consciente de que ganar un cinturón en AFL puede catapultarle hacia una gran promotora internacional. Son muchos años entrenando, desde que con 12 años se introdujese en el kick boxing gracias a las películas de Bruce Lee que tanto le gustaban. Luego dio el salto a las artes marciales mixtas. «Entré en el mundo de las MMA con Julio Santana en el Taz Jinámar en la localidad de Telde y ya llevo 11 años con él», recuerda a ABC el grancanario de 33 años. Desde entonces, la disciplina le ha permitido llevar una rutina deportiva profesional. «Me levanto por la mañana, desayuno fuerte productos de mi propio huerto, me voy a entrenar, descanso y por la tarde vuelvo a entrenar. También soy padre de familia», desgrana su día a día.

Por norma general, un peleador destaca más en una disciplina dentro del combate, pero en Lionel Padilla es difícil destacar una concreta, pues es un luchador muy completo. Sus cinco victorias por sumisión no hacen valer menos su pelea de pie. Aunque él tiene claro donde sobresale: «Donde me veo más fuerte es en el «ground and pound» (golpeo en el suelo). Empiezo peleando arriba y trato de terminar derribando al rival para golpearle fuerte abajo». Quizá tengan algo que ver sus dos referentes: Jon Jones y Khabib Nurmagomedov.

«Las MMA te ayudan a ser más persona, son un reto de superación y aportan mucha satisfacción»

El grancanario dice estar en «el mejor momento» de su carrera deportiva» y encara la oportunidad por el título vacante con ambición, teniendo una preparación «abismal». Pese a ser un deporte extremo, Lionel Padilla nunca ha tenido lesiones de importancia y eso le puede augurar un buen horizonte deportivo. El corte de peso es uno de los grandes quebraderos de cabeza de todo luchador. Pero él lo tiene claro, no hay que forzar el organismo hasta límites insospechados. «Voy bajando el peso progresivamente, no hago las barbaridades de bajar 10 kilos en un día porque si no te quedas sin fuerza», señala.

España está en una dinámica muy positiva en cuanto a nuevas incorporaciones a la mayor liga del mundo de MMA se refiere. Por eso, no sería de extrañar que más pronto que tarde Lionel Padilla pueda establecerse entre la élite. «Soy humilde, pero si sigo entrenando al nivel que estoy ahora puedo llegar a UFC, también hay que tener gente que te mueva, buenos mánagers y suerte», apostilla.

De momento, el grancanario apunta su artillería a corto plazo, al título de AFL. «Voy a por el cinturón y después ya se verá», dice. Pero lo que tiene claro son los beneficios de la práctica de este deporte. «Las MMA te ayudan a ser más persona, son un reto de superación y aportan mucha satisfacción. Cuando sales a pelear es una emoción inexplicable, hay que estar ahí para sentirlo, una euforia muy fuerte», describe. ¿De Canarias a la cima? El tiempo lo dirá.