Lindsey Vonn no competirá en el gigante e intentará correr el eslalon Madrid

EFE | MADRID
Actualizado:

La estadounidense Lindsay Vonn, doble campeona mundial -de súper-G y descenso- en Val D'Isere (Francia), que sufrió un corte en el pulgar derecho al cortarse con una botella de champán cuando festejaba su segundo oro, no competirá en el gigante de este jueves, reservándose para el eslalon del sábado.

Vonn se cortó al intentar abrir la botella y fue atendida inicialmente por los médicos de su equipo, que le aplicaron varios puntos de sutura para cerrar el corte, pero la estadounidense se había dañado un tendón, por lo que voló el martes a Innsbruck (Austria), acompañada por el médico del equipo de esquí de USA, Jeff Harrison.

Allí fue intervenida en la clínica privada Hochrum, en las afueras la capital del Tirol, por el doctor Christian Fink. El equipo estadounidense ha hecho público un comunicado en la citada estación francesa, en el que indica que Vonn superó «con éxito una intervención quirúrgica menor en la clínica privada Hochrum, cerca de Innsbruck, Austria, para recomponerle un tendón en el pulgar derecho».

«No participará en el gigante y empleará este tiempo para preparar una posible participación en el eslalon del sábado», indica el comunicado. «Estoy muy agradecida por el trato y los cuidados que he recibido durante los últimos dos días», explicó Vonn, tras su retorno a Val D'Isere. «La operación salió perfecta. Luego estuvimos casi un día trabajando para fabricar una tablilla con la que poder agarrar el bastón sin sufrir impacto», añadió. «Veremos cómo se desarrollan las cosas durante estos días, pero espero poder competir en el eslalon», declaró Lindsey Vonn.