EFE
EFE

El jurado no acepta la reclamación española y confirma la plata de Iker Martínez y Xabi

EUROPA PRESS
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los españoles Iker Martínez y Xabi Fernández se quedaron finalmente con la medalla de plata de la clase 49er de los Juegos de Pekín 2008 después de que el jurado de la competición no aceptase la reclamación presentada contra los daneses Jonas Warrer y Martin Ibsen.

Warrer e Ibsen cruzaron la meta de la 'Medal Race' en séptima posición con el barco del equipo croata, no clasificado para la regata final, después de que el mástil de su barco se rompiera poco después de la salida, lo que provocó que los españoles pidiesen su descalificación.

El presidente del jurado, John Doerr, había explicado ayer domingo que el caso era complejo por el un gran número de normas existentes y aplazaron hasta hoy a primera hora su decisión, finalmente desfavorable al dúo vasco, que no reedita el título olímpico logrado en Atenas hace cuatro años.

El jurado argumentó que el cambio de barco no supuso ventaja alguna para los daneses, y que, además, no contaron con tiempo efectivo para poder reparar el mástil de su embarcación.

A pesar de que la delegación española esgrimiese que es el barco el que se inscribe en la prueba y no los regatistas, el jurado insistió en que aunque llegaran a meta con la embarcación croata, no cobraron la ventaja que hubiera sido uno de los motivos por el cual la medalla de oro se hubiese quedado en poder español.

La reunión, que se vio aplazada ayer tras seis horas en las que no se alcanzó un consenso, se reanudó esta mañana (2. 00, hora española), y se prolongó pasadas las 5. 30 en España. En el juicio, Iker Martínez y Xabi Fernández contaron con el apoyo de la Infanta Cristina, que decidió acudir a Qingdao para dar el último aliento a los deportistas nacionales.

Además, las primeras impresiones siempre fueron positivas y tras la exposición de Jordi Lamarca, asesor de la Federación Española de Vela, se pensó que el oro podría recalar en los españoles. Los medidores se habían mostrado favorables a la posición expuesta por Iker Martínez, patrón español, y por Lamarca, pero finalmente desestimaron la protesta.

"Ahora sólo estoy pensando lo importante que ha sido para nosotros ganar una segunda medalla y lo primero que quiero hacer es felicitar a los daneses que son los nuevos campeones olímpicos. Navegaron muy bien y tengo que decir que hicieron un gran trabajo. Estamos muy felices con nuestra plata", comentó Iker Martínez tras conocer la decisión.

FRENETICA 'MEDAL RACE'.

La tripulación española rozó el sueño de revalidar el título de campeones olímpicos en 49er en una agónica, accidentada y sobre todo polémica 'Medal Race' celebrada ayer domingo, en unas condiciones difíciles y marcada por la actuación de los daneses.

Los vascos, que llegaban a Qingdao tras una dura preparación, querían cumplir su sueño de revalidar el título logrado en Atenas y pasar a la historia del deporte español como los quintos deportistas en lograr dos medallas de oro olímpicas emulando a Luis Doreste, Teresa Zabell, Gervasio Deferr y Joan Llaneras.

Sin embargo, volcaron de inicio, mientras que por Jonas Warrer y Martin Kirketerp Ibsen rompía el mástil antes de salir y cuando el resto de la flota creía que no tomarían parte de la 'Medal Race', se embarcaron en el barco de Croacia para competir y luchar por el primer puesto.

Con el temporal azotando al bahía de Qingdao, los vuelcos se convirtieron en los protagonistas, mientras que la pareja española iban remontando paulatinamente y se acercaban a los puestos de cabeza.

El viento no fue piadoso tampoco con los italianos Pietro y Gianfranco Sibello, los australianos Nathan Outteridge y Ben Austin y los estadounidenses Tim Wadlow y Christopher Rast; y el 49er español pugnó por la victoria con los británicos, cuyo destino también fue el del accidente.

Iker Martínez y Xabi Fernández entraban primeros y celebraban un oro sufrido cuando, sorprendentemente, los daneses hicieron su entrada en la línea de meta con un séptimo puesto suficiente para arrebatar la presea dorada al dúo vasco por un sólo punto. Los españoles reclamaron, pero tras casi doce horas de deliberación, la plata fue el premio.