Los jugadores asumen el cansancio y piden descanso

MADRID. J. Ávila
Actualizado:

Varios jugadores titulares del Madrid han admitido que atraviesan por una etapa de cansancio, motivada por la cantidad de encuentros con un alto nivel de exigencia que han disputado en las últimas semanas. «Físicamente estoy peor que hace un mes, pero mejor que dentro de otro. Estamos acusando el esfuerzo de jugar en una misma semana Liga y Copa de Europa. Estamos cansados y a algunos nos vendría bien una semana de descanso», confesó Iván Helguera.

«Todo es producto de un mes de febrero muy intenso tanto en la Liga como en Europa. El equipo está dando de si todo lo que tiene y el resultado es que estamos muy bien clasificados en las dos competiciones», indicó Fernando Hierro.

«Hemos disputado partidos fuertes. El Lazio, el Deportivo, el Barcelona... Para ellos eran auténticas finales. Esos choques te provocan un desgaste físico y mental por lo que hay en juego, pero es un cansancio puntual no un bajón», añadió Makelele.

Desde que arrancó la segunda vuelta, el 28 de enero, en Mestalla contra el Valencia, los madridistas acumulan 8 citas (algunos internacionales uno más) —6 en la Liga y dos en la Copa de Europa—. Del Bosque se ha visto obligado a repetir, casi en su totalidad, las alineaciones por la trascendencia de los choques —Valencia (0-1), Málaga (4-3), Athletic (1-0), Lazio (3-2), Racing (1-0), Lazio (2-2), Deportivo (2-2) y Barcelona (2-2)—, no ha podido rotar a los jugadores y algunos lo acusan.

Míchel Salgado, Hierro, Roberto Carlos y Raúl han disputado todos los minutos de este periodo. Helguera «ha descansado» 28 minutos; Karanka se ausentó 89 en Roma; Makelele se perdió 16 y no jugó por sanción contra el Depor; Figo, dos minutos y un partido por sanción...

ALIVIO CONSENSUADO

Ante el desgaste corporal, el preparador físico, Javier Miñano, evaluó el estado de los jugadores. «No hay motivos para alarmarse. Hemos disputado partidos de máxima exigencia El cansancio se ha ido acumulando y el sábado no impusimos el ritmo acostumbrado. Es posible que haya de jugadores más castigado de lo normal. A estas alturas sólo hay que recuperarles. Recabamos información del propio jugador y, de acuerdo con los médicos, establecemos un plan de trabajo personalizado. Hemos superado un nivel de exigencia física muy alto», manifestó.