Óscar Husillos
Óscar Husillos - EFE
Atletismo

Husillos, cien días después

El atleta vuelve hoy a la pista (21.15 horas) para recuperar el estatus de hombre más veloz que perdió por pisar la línea en el MUndial de Birmingham

Actualizado:

Fue una pesadilla durante unas horas. Un oro que se esfumó por un pisotón. El 3 de marzo, Óscar Husillos había volado en la final de 400 metros del Mundial de Birmingham con récord de Europa (44’92), pero a los pocos minutos la euforia se convirtió en incredulidad: había pisado la línea que separa las calles, algo prohibido, y fue eliminado. La pesadilla, recurrente cada vez que ha revisado las imágenes, ha dejado de ser un freno, y hoy, cien días después de aquella pisada que le quitó un oro, quiere convertirla por fin en solo una anécdota.

Husillos compite en la Golden Gala de Roma, cuarta prueba de la Liga Diamante 2018, con la misma ambición que disputó aquel Mundial de pista cubierta, o quizá incluso más. Fue campeón del mundo una vez, aunque fuera por unos minutos, por eso ya sabe que puede serlo otra vez. En ese camino sigue en Roma, donde se medirá con los mejores: Fred Kerley, con una marca de 43.70 de 2017, Gil Roberts (44’22), Luguelín Santos, plata en Río 2016 y eliminado también en Birmingham por pisar otra línea, o Abdalleleh Haroun, bronce en los mundiales donde Husillos fue efímero rey.

El palentino, bajo las órdenes de Luis Ángel Caballero, quiere mejorar hoy su marca personal, e impulsarse en confianza para reivindicar lo que una vez fue suyo. Para empezar, el Europeo de Berlín de este próximo agosto. Y olvidar la pesadilla. La representación española en Roma se completa con: Álvaro de Arriba (800), Adel Mechaal (1.500) y María José Pérez e Irene Sánchez-Escribano (3.000).