AFP

Los Houston Astros ganan las World Series en el séptimo partido

Un terrible inicio de partido condena a Los Ángeles Dodgers y Astros vencen por 5-1 el encuentro decisivo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Terminó la temporada de béisbol en Estados Unidos. Tras varios años en los últimos puestos de la tabla con más de cien derrotas, losHouston Astros revierten su situación y derrotan a Los Ángeles Dodgers en siete partidos para alzarse con las Series Mundiales.

Trabajo dentro y fuera de las oficinas, un buen manejo del draft y el genial estado de forma de sus jugadores fueron las claves para que el equipo texano pasara del infierno al cielo en menos de cinco años. Aun sin ser favoritos, Astros se hicieron con el título en el estadio de los Dodgers, donde nunca antes se había jugado un séptimo partido de las finales, y levantan el trofeo 55 años después de su última conquista.

Unos culparán a Kershaw por su fatídico quinto encuentro en la serie, otros a Darvish por sus escuetas y malas apariciones en los partidos tercero y séptimo, pero muchos aplaudirán la dedicación de Verlander, Altuve, Springer, Bregman y demás Astros que se ganaron cada parte del mérito.

Sea cual sea el resultado final, los aficionados de la MLB pueden estar contentos: pudieron disfrutar de unas World Series igualadas, alcanzando los siete partidos, con cinco de ellos resueltos por menos de dos carreras y dos de ellos resueltos en prórroga.

El séptimo y último encuentro, disputado entre la una y las cinco de la madrugada del jueves, tuvo un claro rumbo anaranjado desde el principio. Darvish, el pitcher japonés de los Dodgers, permitió cinco carreras en los dos primeros innings, ventaja que la defensa de los Astros supo administrar.

Por su parte, el ataque angelino no supo aprovechar la mala noche de McCullers, que fue también relevado antes de terminar la segunda entrada sin llegar siquiera a los cincuenta lanzamientos –primera vez en la historia de las World Series que ninguno de los dos pitchers titulares alcanzan el tercer turno de bateo-.

Primero Kershaw y después Wood cumplieron con su cometido: cero carreras en los siguientes siete innings para mantener a los ruidosos aficionados Dodgers con esperanza. Los lanzadores del equipo texano no encontraron el ritmo que unas Series Mundiales requerían, pero el pobre nivel del ataque de los azules no consiguió su primera y única carrera hasta la sexta entrada.

Morton, el mejor pitcher Astro de la velada, hizo el resto y cerró el partido; Yasiel Puig y compañía no tuvieron oportunidad.

Un Home Run –cinco en los siete partidos las Series Mundiales- y un doble en el séptimo encuentro le sirvió al All Star George Springer para coronar su temporada con el premio MVP de las finales.

Bates rotos, bases robadas, grounds out espectaculares, 25 Home Run’s y mucha emoción; las World Series 2017 han tenido absolutamente de todo.