Palermo firma autógrafos a los seguidores que le recibieron en Manises. Mikel Ponce

Mil hinchas amarillos enloquecen por Palermo

VALENCIA. Pau Bretó Miralles
Actualizado:

Más de veinte autobuses y decenas de vehículos particulares repletos de aficionados del Villarreal pusieron rumbo en la tarde de ayer al aeropuerto de Manises en Valencia para recibir al goleador argentino Martín Palermo.

Ataviados con bufandas, camisetas y banderas, los aficionados del Villarreal se dejaron sentir por espacio de más de una hora en cada rincón del aeropuerto, aunque después apenas tuvieron tiempo de presenciar a su nuevo ídolo, que fue trasladado rápidamente a un vehículo.

Ni el propio jugador ni su agente daban crédito a las muestras de cariño que los más de mil aficionados le depararon. La Policía y los guardias de seguridad del aeropuerto tuvieron que hacer un esfuerzo para contener a una afición que ayer pareció trastornada al comprobar que uno de los delanteros más prestigiosos del mundo defenderá sus colores a partir de este momento. El ex delantero de Boca tan sólo acertó a decir que se sentía «tremendamente feliz» por el recibimiento, y que tratará de «devolver con goles el afecto que la afición me está mostrando».