Gervasio Deferr: «No tengo que demostrar a nadie cuánto me entreno»

Gervasio Deferr: «No tengo que demostrar a nadie cuánto me entreno»

ABC.es / EUROPA PRESS |
MADRIDActualizado:

El triple medallista olímpico Gervasio Deferr ha salido al paso de los que consdiera que dedica poco tiempo a su preparación gimnástica. En su opinión, no tiene "que demostrar a nadie" lo que se entrena, ya que sus resultados "están ahí".

"No me paso el día entero en el gimnasio, aunque hay que tener en cuenta que ahora soy el mayor del equipo, el capitán, y que sólo compito en cuatro aparatos. Hace años me decían que tenía que entrenarme más y de otro modo, pero mis resultados están ahí. No tengo que demostrar a nadie lo que me entreno, sino que tengo que demostrar lo que he aprendido entrenándome", explica en una entrevista publicada por la revista ' FHM'.

Su peculiar programación del trabajo también puede influir en la percepción que otros tienen de su labor. "Normalmente son tres semanas de subida y una de bajada, pero yo entreno algo más comprimido, así que directamente hago subida hasta la competición, sin la semana de bajada", aclara.

Tras las dos medallas de oro en salto cosechadas en Sydney y Atenas, y la plata en suelo alcanzada en Pekín, Deferr no se conforma y aspira a pisar el podio olímpico en Londres 2012 aunque sabe que será complicado "por la presión y el estrés". Según dice, el éxito "depende un 90% o más de tu curro. Ya puedes tener mucho talento que, si no lo trabajas, jamás llegarás arriba. Yo aguanto la presión, pero a veces las paso canutas, pues es complicado: los Juegos son cada cuatro años y no puedes perder una oportunidad así, sobre todo cuando todo el mundo dice que tienes que ganar sí o sí", comenta.

El gimnasta catalán describe así su método de trabajo: "Sigo más o menos la misma rutina de entrenamiento, lo único que el trabajo se vuelve más específico y me centro más en el ejercicio que haré. Tengo que repetirlo miles de veces para automatizarlo y no tener que pensar mientras lo hago. En la gimnasia debes trabajar todo el cuerpo: potro, anillas, paralelas... son ejercicios muy distintos. La coordinación es clave, pero la flexibilidad es también fundamental y la fuerza, obligatoria. Es un deporte muy duro y sacrificado".

Sus objetivos

El barcelonés ha sufrido numerosas lesiones a lo largo de su carrera, pero no es lo que más le duele de su deporte. "No conseguir un objetivo me duele más que una lesión, aunque quizás es porque estoy más acostumbrado a lesionarme", explica.