Figo ya se calla muy pocas y ayer contestó sin miramientos a Cañizares. Ignacio Gil

Figo contesta a Cañizares: «No se quejaba cuando iban primeros»

MADRID. José Manuel Cuéllar
Actualizado:

Vicente del Bosque decidió ayer trabajar a puerta cerrada. No fue para esconder las cartas, que las tiene sobre la mesa y boca arriba, sino para adquirir un poco de tranquilidad. El técnico madridista alineará en Mestalla al mismo equipo que derrotó al Zaragoza incluido McManaman, a pesar de que en las últimas horas se había especulado con la presencia en la banda izquierda de Savio o Munitis. Sin embargo, Del Bosque es poco amigo de cambiar las cosas si éstas van bien, y mejor no pueden ir. Por otro lado, Helguera, que era la única duda por un golpe que había recibido, se entrenó ayer con normalidad y formará parte del equipo titular.

El partido ya ha empezado a calentarse. Salió Figo y le comentaron las declaraciones de Cañizares en las que venía a decir que el Madrid ya podría con jugadores de 10.000 millones de pesetas y una capacidad adquisitiva que evitaba que sus futbolistas se fuesen a otros equipos, y que a ellos se les había ido gente tan importante como Farinós y Claudio López. Claro, se lo dejó a huevo a Figo que encontró pronto la respuesta: «No sé cuando habrá dicho eso pero hay que quejarse cuando se está arriba y no sólo cuando se está abajo. No le oí decir nada cuando estaban de líderes. Un equipo grande no puede estar pendiente de dos jugadores, si lo hace es que va mal».

Donde no entró el jugador madridista fue en el jardín de Rivaldo, quien se había referido a él diciendo algo así como que Figo era muy querido por la afición y que les había dejado colgados y él, que era más contestado, se había quedado más o menos por amor a los colores. El portugués dribló con sencillez, miró a un lado, a otro, sonrió y se encogió de hombros: «No contesto a las declaraciones de otros». Y como sí lo había hecho con Cañizares, también lo hizo con Serra Ferrer, esta vez sobre que a Figo se le valoraba ahora mucho más que antes: «Mi trabajo es el mismo, pero eso depende de la gente, no de mí».

Guti entró más a saco en la profundidad del partido del domingo: «Si les ganamos será un duro golpe para ellos porque vienen de perder dos partidos y se pondrán a demasiados puntos de nosotros. Después de dos derrotas supongo que estarán mermados y tendrán más presión que nosotros porque la afición estará muy encima de ellos».

El centrocampista, que en esta ocasión no se quejó de su suplencia «el equipo está jugando muy bien y se ha puesto muy caro jugar», dejó entrever que algo se había movido en el asunto de la sanción a Ayala: «Es posible que al Barcelona le interesara que jugara contra nosotros. De todas formas, a mí me cuesta creer que su acción fuese hecha a propósito. Ningún futbolista haría algo así».

Y dos datos más: Florentino Pérez se reunirá con las peñas madridista de Valencia, y un nombramiento, el de Eduardo Fernández-Cantelli como jefe de marketing de la sección de baloncesto y subdirector de dicha sección.