Atletismo

El falso mito de la «espía de la Stasi» con dos oros olímpicos

La alemana Heike Drechsler, campeona en Barcelona 92 y Sydney 2000, arrastra una leyenda negra por su pasado como atleta de la RDA

Actualizado:

Heike Drechsler, doble campeona olímpica de salto de longitud, no fue nunca colaboradora de la Stasi (Ministerio para la Seguridad del Estado de la República Democrática Alemana), según ha afirmado un experto de la policía secreta de la antigua RDA, citado este miércoles por los medios alemanes.

Durante años se había tenido la convicción de que Drechsler, oro olímpico en Barcelona 92 y Sydney 2000, era colaboradora de la Stasi bajo el nombre en clave de «Jump» (salto, en inglés), y que realizaba tareas de seguimiento a ciudadanos de Alemania del Este.

«Este rumor siempre me ha perseguido y me ha enfadado, porque no es verdad», asegura Drechsler, que harta de comentarios, contactó con el expolicía dela Stasi Helmut Muller-Engbers para que reuniera pruebas que eliminaran las sospechas.

Muller-Engbers trabajó en la Stasi hasta su desaparación en 1989, coincidiendo con la caída del Muro de Berlín, y tras un año de investigación ha concluido que Drechsler jamás tuvo nada que ver con la Stasi.

«La cuestión de si Heike Drechsler, nacida el 16 de diciembre de 1964 como Heike Gabriela Daute, debe considerarse una colaboradora informal del Ministerio para la Seguridad del Estado de acuerdo a los estándares de la Ley de Documentación de la Stasi es clara: no», escribe en su informe el expolicía.

Drechsler, que ahora tiene 54 años, ganó numerosos títulos en salto de longitud y en pruebas de velocidad. Llegó a poseer el récord del mundo tanto en longitud como en 200 metros, pero en 2009 admitió que se había dopado sin saberlo durante toda su carrera según las prácticas habituales en Alemania del Este.