Craviotto y Pérez, ¡campeones olímpicos! /AFP
Craviotto y Pérez, ¡campeones olímpicos! /AFP

España cierra una jornada memorable, cimentada en el oro en kayak de la dupla Craviotto-Pérez y tres platas

REDACCIÓN |
MADRIDActualizado:

La penúltima jornada de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 ha sido impresionante para los españoles, con un oro y tres platas. Porque si dos de los últimos éxitos eran esperados, esto es las medallas de la natación sincronizada en la prueba por equipos y del palista David Cal en C-1 500 metros, el piragüismo se ha convertido en protagonista indiscutible del día al triunfar sorprendentemente la pareja española de kayak formada por Saúl Craviotto y Carlos Pérez en el K-2 500 metros.

La fiesta podía haber terminado mejor, pues la finalísima de hockey hierba masculino ha concluido en derrota (0-1 frente a Alemania); los chicos del 'stick' querían más, pero su plata también brilla y contribuye a sumar cuatro metales esta jornada, sólo equiparable a la del pasado domingo, cuando el oro de Nadal y las platas del dobles femenino de tenis, el 49er de vela - definitiva e injustamente segundo- y Gervasio Deferr en gimnasia.

Dominando la prueba desde el inicio y aguantando el empuje final de las duplas adversarias, Craviotto y Pérez, dos policías nacionales, elevan el cómputo total de medallas españolas a dieciséis, cinco de ellas de oro, igualando la segunda mejor marca de siempre para España. El kayak doble alemán llevaba cerca de una década imbatido, y los españoles tenían claro que había que salir a tope, a por el oro, para optar a un teórico bronce tras los germanos y los bielorrusos. La cuestión es que los dos palistas se han visto delante y han aguantado como lo que son: dos campeones olímpicos.

Antes, el equipo español de natación sincronizada que lidera Gemma Mengual (y que también componen la como ella bimedallista Andrea Fuentes, Alba María Cabello, Raquel Corral, Thais Henríquez, Laura López, Irina Rodriguez y Paola Tirados) ha realizado un espléndido ejercicio en rutina libre y también se ha convertido en subcampeón, sólo por debajo de las rusas.

David Cal, segundo tras el favorito ruso Maxim Opalev y al que nuevamente se le notaba cierta decepción -sobre todo por no haberse colgado el oro disputado ayer en 'su' prueba, la de mil metros- entra de todos modos en la leyenda española con cuatro metales olímpicos, dos en Atenas 2004 (oro y plata) y el par de estos Juegos (sendas platas), algo que sólo han logrado el ciclista Joan Llaneras y la tenista Arantxa Sánchez Vicario.

No olvidemos la cita con la historia que tenía la emocionadísima Almudena Cid, un hito de la gimnasia rítmica internacional con sus cuatro finales olímpicas consecutivas disputadas. La vitoriana ha disfrutado con todas y cada una de las rotaciones de las que constaba la prueba de hoy, y ha obtenido un más que meritorio octavo puesto general, también diploma olímpico para despedirse de la alta competición. El oro ha ido a parar a la joven rusa Evgeniya Kanaeva.

Bekele asfixia a todos

En las pruebas de atletismo de hoy no era fácil destacar mucho, pero la participación nacional ha sido decorosa. Sobre todo en el 1.500 femenino, en el que Natalia Rodríguez se ha desfondado al final pero ha logrado un meritorio sexto puesto, por delante de la también española Iris Fuentes-Pila, octava. Ambas vuelven a casa con diploma olímpico, si bien han cruzado la meta lejos del crono ganador marcado por la keniana Nancy Jebet Langat.

Ruth Beitia, plusmarquista nacional, sólo ha podido ser séptima en salto de altura con una marca de 1,96 metros, y cree que ha dejado pasar "la oportunidad de mi vida", aunque muy arriba quedaron los 2,05 de la campeona, la belga Tia Hellebaut. Alemayehu Bezabeh (11º) y Jesús España (14º) no han podido destacar en la final del 5.000 en la que el legendario Kenenisa Bekele ha dinamitado el récord olímpico (12:57.82) y alcanza un doblete inmenso: campeón de los diez y los cinco kilómetros en la misma edición.

En 'mountain bike', flojos

Se esperaba más de otro de los frentes abiertos, esta vez en otra especialidad del laureado ciclismo: la 'mountain bike'. En las féminas, el rendimiento de la campeona mundial Marga Fullana no ha sido, ni de lejos, todo lo brillante que se esperaba: se ha retirado cuando iba a cuatro minutos de una cabeza de carrera en la que se ha llevado el gato al agua la alemana Sabine Spitz. En los hombres, diploma olímpico para Iñaki Lejarreta, octavo y muy lejos del campeón, el francés Julien Absalon. José Antonio Hermida, plata hace cuatro años, sólo ha podido ser décimo.

Siempre cabe alguna sorpresa más, pero no las ha habido en artes marciales. Las primeras luchas de taekwondo, con Rosana Simón en la categoría de +67 kilos y Jon García Aguado en la masculina de +80, no han ido bien pues ambos han caído en primera ronda. En el caso del vasco, además, por el 'punto de oro'.