La escudería BMW confirma a sus dos pilotos y descarta el fichaje de Alonso

El alemán Nick Heidfeld correrá hasta 2009 en BMW-Sauber, según ha anunciado este martes la escudería germana, que, al mismo tiempo, ha confirmado al polaco Robert Kubica como segundo piloto para

COLPISA / REDACCIÓN |
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El alemán Nick Heidfeld correrá hasta 2009 en BMW-Sauber, según ha anunciado este martes la escudería germana, que, al mismo tiempo, ha confirmado al polaco Robert Kubica como segundo piloto para 2008. Con este anuncio, BMW cierra las puertas a un posible fichaje de Fernando Alonso para la próxima temporada.

Al conocer la noticia, Heidfeld, quinto en la clasificación del Mundial de pilotos, ha declarado tener "una gran ambición personal" y estar "convencido" de que puede alcanzar sus objetivos con BMW-Sauber. Heidfeld llegó a la escudería alemana en 2006.

El segundo monoplaza de BMW será pilotado la próxima temporada por Kubica, sexto en la clasificación mundial."Nick y Robert han tenido buenos rendimientos esta temporada y han permitido a BWM-Sauber establecerse en el tercer lugar de la carrera de constructores", ha afirmado Mario Theissen, patrón de la escudería alemana.

Menos opciones para Alonso

El anuncio de la escudería BMW ha cerrado una de las puertas de escape con las que Fernando Alonso contaba para abandonar su actual equipo, McLaren-Mercedes. En las últimas semanas, las posibilidades de que el piloto asturiano corriera en el equipo alemán eran muy altas, puesto que es un equipo puntero (el tercero del campeonato), tiene un presupuesto amplio como para afrontar un fichaje caro y, lo más importante hasta la fecha, no tenía pilotos confirmados.

Con la escudería BMW cerrada para el año que viene, las posibilidades de Alonso se reducen a tres equipos: Renault, Ferrari y Toyota. Flavio Briatore, patrón de la escudería gala, estaría encantado de volver a contar con el piloto que les dio dos campeonatos del mundo y echará el resto para ficharle. Sus asesores buscan resquicios legales en el contrato del asturiano y dinero, que podría venir de la mano de telefónica, para costear el ansiado regreso.

Las otras dos posibilidades, aunque más remotas, darían con Alonso en Ferrari siempre y cuando el máximo responsable de la escudería, Jean Todt, deje su cargo a final de la temporada y los italianos logren deshacerse de Felipe Massa. Por su parte, Toyota es la cuenta con menos posibilidades por su débil proyecto deportivo, aunque goza de uno de los mayores presupuestos de la Fórmula Uno, con lo que el dinero no sería un problema para la operación.