El conductor dice que uno de los hermanos Otxoa invadió su carril

MÁLAGA. ABC
Actualizado:

El conductor que atropelló el 15 de febrero a los hermanos Otxoa, Sebastián Fernández, declaró ayer ante el juez instructor del caso y manifestó que el accidente se produjo porque «el que iba por el lado izquierdo invadió repentinamente mi carril». La consencuencia del impacto fue que uno de los corredores «cayó encima del capó» del coche del director de Deportes de la Universidad de Málaga y «la bicicleta salió despedida, golpeando al que iba ligeramente más adelante, que volcó también en la calzada», según declaró Fernández, que aseguró que cuando el ciclista invadió su carril se encontraba «justo encima», a un metro aproximadamente.

Afirmó que durante el recorrido no recibió ninguna llamada de teléfono, ni realizó llamada alguna, ni estaba fumando. «Iba a una velocidad lenta, muy prudente», apostilló. Como resultado del accidente falleció Ricardo Otxoa, mientras que Javier quedó en estado de coma, muy grave.