La joven promesa del golf era de Cantabria y tenía 22 años.
Golf

Celia Barquín murió acuchillada mientras trataba de defenderse de su agresor

La jugadora española se encontraba entrenando sola en el campo de golf de la Universidad de Iowa

Actualizado:

La Policía de Ames, en el estado de Iowa, responsable de la investigación del asesinato de la española Celia Barquín, ha confirmado que la golfista de 22 años murió tras recibir varias cuchilladas en el cuello, la cabeza y el torso mientras trataba de defenderse de la agresión de Collin Richards.

El cuerpo de Barquín apareció en el agua de un estanque del campo Coldwater Golf Links, cerca de su bolsa de golf, encontrada por otro grupo de jugadores que alertó de la desaparición de la joven.

Se investiga si Richards, que fue detenido poco después en las inmediaciones con magulladuras en la cara y un profundo corte en la mano izquierda, intentó violar a la golfista, que en ese momento entrenaba sola en el campo. Fue un perro policía el que rastreó el olor de la española hasta la tienda de campaña donde se encontraba el presunto asesino.

La Policía local de Ames informó también que Richards había manifestado a otra persona su intención de violar y matar a una mujer.

El hombre, de 22 años y con antecedentes policiales, fue arrestado por la Policía tras acudir a la casa de un conocido cubierto de sangre, arena y agua. El presunto asesino había olvidado una mochila en el lugar del crimen, en la que se ha encontrado el arma homicida.

La joven cántabra, natural de Torrelavega pero residente en Puente San Miguel, se encontraba en Estados Unidos cursando Ingeniería Civil en la Universidad Estatal de Iowa, donde tenía previsto concluir sus estudios en este semestre.

Desde la Universidad, su presidenta, Wendy Wintersteen, ha manifestado que la muerte de Celia Barquín es «una pérdida trágica y sin sentido de una joven talentosa y un estudiante y atleta aclamada».