Carlos Sainz, en un momento de la etapa de ayer. Ap

Carlos Sainz, tercero en Chipre, pone cerco al liderato de Makinen

LIMASSOL. Efe
Actualizado:

Carlos Sainz se ha situado a un solo punto del liderato del Mundial de Rallys, que sigue ocupando Tommi Makinen, tras acabar tercero en el de Chipre, sexta prueba del Mundial, en la que Colin McRae ha conseguido su segundo triunfo consecutivo del año y ha relanzado sus opciones.

McRae salió en la tercera etapa desde la segunda plaza, aunque a poco más de tres segundos de Richard Burns. El escocés se colocó en cabeza en el segundo tramo y de ahí al final supo aguantar el ataque del inglés de Subaru, otro piloto que tuvo un mal inicio de temporada pero que poco a poco, a base de segundos puestos, está remontando el vuelo.

SAINZ GANA UN PUESTO

Después de su exhibición en la primera jornada, Carlos Sainz llegó al día decisivo en la cuarta plaza, pero con sólo 24 segundos de desventaja con respecto a la cabeza y con opciones de luchar por el triunfo. El madrileño, que tenía por delante a Burns, McRae y el actual campeón mundial, el finlandés Gronholm, buscó en todo momento acabar lo más arriba posible. El podio se lo puso en bandeja mediada la jornada el escandinavo, que sumó su quinto abandono del año, esta vez por una avería en la presión del combustible de su recién estrenado coche. Después, apenas pudo hacer nada por entrar en la batalla entre McRae y Burns.

Al final, Carlos Sainz, que ganó en Chipre hace un año, ha sumado otros valiosos cuatro puntos en su lucha por alcanzar al final el tercer título mundial. De momento el español sigue amparado en la regularidad para conseguirlo —ha puntuado en las seis carreras disputadas—, pero sigue buscando el triunfo en una carrera que le llene de moral para lo que queda de campeonato.

Además de Makinen y Gronholm, el rally chipriota se ha cobrado otras «víctimas» ilustres. Los franceses Didier Auriol y Gilles Panizzi y el finlandés Harri Rovanpera cerraron un nuevo fisco de Peugeot.

La próxima prueba será el Rally Acrópolis de Grecia, del 14 al 17 de junio, otra prueba dura y rompedora sobre carreteras de tierra plagadas de piedras en la que las altas temperaturas son otros obstáculo para pilotos y máquinas.