Carlos Coello celebra su victoria en Ponferrada este sábado
Carlos Coello celebra su victoria en Ponferrada este sábado - Quinito Fotografía
Deportes de contacto

Carlos Coello conquista su segundo Mundial de muay thai

El luchador gaditano se alzó con el título planetario ISKA frente al japonés Kunitaka por parada médica en el primer asalto en Ponferrada

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los deportes de contacto en España siguen sumando éxitos de suma importancia. Esta vez ha sido Carlos Coello (Cádiz, 1990) el que ha logrado su segundo Mundial de muay thai frente al duro rival Kunitaka Fujiwara. El gaditano llegaba muy concienciado a una de las peleas más importantes de su vida y no iba a desaprovechar la situación. «Este combate significa una nueva motivación y una oportunidad para volver a ganar un título importante. Es una ilusión muy grande poder llevarme el segundo Mundial», relataba el español a ABC desde Rayong (Tailandia) durante su preparación.

El luchador gaditano se subió al cuadrilátero a dominar desde el primer momento, consciente de que había que contentar a un público entregado y deseoso de ver abrochado el cinturón en el cuerpo de Coello. Desde el primer instante, buscaba llevar la iniciativa en el intercambio, pendiente también de la peligrosidad de un contrincante que contaba la mayoría de sus victorias por KO. «La estrategia se basa en tener mucho cuidado con sus golpes de manos», explicaba analizando la pelea. Y no solo estuvo alerta, sino que logró conectar un codazo perfecto que produjo una profunda brecha en la frente del nipón, que defendía el título ISKA que llevaba seis años en su poder.

Este golpe en el primer asalto sobre Kunikata propició la entrada de los médicos al ring para valorar la gravedad del corte del codo de Coello, que actuó como un cuchillo. Los servicios médicos ordenaron la parada del combate debido a la fuerte hemorragia que emanaba de su cabeza. El gaditano se convertía así en el campeón mundial ISKA del peso pluma (57 kilos), poniendo un broche de oro a este año que no había sido nada fácil para él. «Este Mundial significa muchísimo, primero porque ha sido un año bastante difícil, he tenido la mala suerte de no competir todo lo que quería, han sido solo cuatro combates este año. Ha sido una preparación muy dura durante todo este tiempo. Tenía una espina clavada en Ponferrrada y en general en España por el resultado y por la previa de mi anterior campeonato del mundo en la que sufrí muchísimo a nivel psicológico y a nivel físico para poder competir», relata Coello a este periódico.

Aunque el muay thai es un deporte individual, este gran resultado es el resultado del trabajo de todo un equipo detrás. «En esta ocasión el trabajo hecho en el 7Muay Thai como en el Team Palomeque en Madrid, así como el psicólogo deportivo José García Donate se ha visto reflejado luego en el ring, sobre todo en la previa. Me ha permitido disfrutar de una previa más tranquila sin pensar más allá de cumplir el objetivo que se ha cumplido. Significa mucho porque era el campéon, Kunikata es una leyenda en Japón, llevaba seis años manteniendo el título, era su tercera defensa. Ganarle a un campeón consagrado y haberlo ganado de esta forma la verdad que me llena de ilusión», cuenta el gaditano.

Los próximos doce meses parecen prometedores para Coello, cuyo nivel no ha dejado de mejorar desde que emprendió su exilio voluntario al antiguo Reino de Siam en la búsqueda de la excelencia en el muay thai. De hecho, el próximo 23 de febrero, el español luchará en su Cádiz natal por conquistar otro título. «Esto es el inicio de todo, no me pongo un techo, pienso llegar lo más lejos que pueda con sacrificio y esfuerzo. Mi primer objetivo ahora es el día 23 de febrero donde voy a poder luchar en mi tierra por un campeonato del mundo. Voy a tener enfrente a un rival zurdo de Hong Kong. Siempre pelear en casa es una ilusión a la vez que una presión añadida, pero habiendo aprendido de la experiencia de este año, voy a intentar llegar en las mejores condiciones posibles a dicho día, para que disfrutemos todos y que sea un evento festivo e histórico. Tengo muchas ganas de devolverles el cariño que me dan siempre en mi tierra. Así que voy a por todas», zanja Coello.