Mundial de nataciónOna Carbonell, otra plata para ser leyenda en la piscina

La española suma otra medalla, tras acabar segunda en el solo libre de natación artística, y ya acumula 23 en su carrera

Actualizado:

Ona Carbonell sumó su tercera medalla en el Mundial de natación de Gwangju tras acabar segunda en el solo libre de natación artística. La española, plata tras la rusa Romashina, se convierte así en la única mujer con 23 medallas en un Mundial de natación. Leyenda que sigue creciendo y que no atisba su final.

«¡Madre mía! No me lo creo. Todo esto me está superando. No pensaba que iría tan bien y tampoco sabía nada de todos estos récords y estoy muy emocionada, pero también concentrada porque tengo aún que nadar algunas pruebas más. Cuesta mucho conseguir tantas medallas, lograr estar en tantos Mundiales. Siete seguidos en el podio», explicaba la nadadora, feliz por su actuación en este campeonato.

Por delante de ella solo quedan ya dos leyendas de la natación como Michael Phelps (33) y Ryan Lochte (27), a los que no podrá alcanzar, al menos en este Mundial.

Carbonell nadó esta vez al ritmo de James Brown y Luciano Pavarotti con «It's a man's world», una canción que le traerá grandes recuerdos a partir de ahora y con la que el jurado le premió con una nota de 94.5667. Solo Romashina la superó, impecable la rusa con 97.1333. Por detrás, con la medalla de bronce, terminó la japonesa Yukiko Inui con 93.2000.