Del Bosque teme el fútbol directo del Lazio y Zoff, al bloque, no a Raúl y Figo

MADRID. J. Ávila/T. González-Martín
Actualizado:

En la antesala del encuentro ambos entrenadores esgrimieron argumentos barnizados con elogios para hablar del rival. Del Bosque no dudó en lanzar alabanzas sobre el bloque italiano tras la llegada al banquillo del legendario Dino Zoff en diciembre, mientras que éste optó por expresarse con idéntica galantería.

«Es un equipo con una excelente plantilla. Estaba jugando con anarquía y no demasiado bien, pero desde el cambio de entrenador se está comportando como un gran conjunto. No hay que pensar que todos los equipos italianos se van a comportar de la misma manera (por el sambenito de muy defensivos). Con su fútbol directo intentarán aprovechar la movilidad de sus delanteros, Hernán Crespo y Salas, y nos crearán muchos problemas. Cuando nosotros ataquemos ellos tendrán que defender. Son un bloque compacto con grandes individualidades como Peruzzi, Negro, Nesta, Nedved, Verón, Salas, Crespo... un gran equipo», señaló Del Bosque.

El Lazio llega al Bernabéu con su casillero acomodado en los cero puntos, mientras que el Madrid se encuentra al borde de la clasificación para cuartos de final. La temporada anterior los madridistas accedieron a esta misma jornada con unos registros similares y no lograron su billete hasta el último encuentro, circunstancia que preocupa al técnico blanco: «Estamos ante una repetición de lo que sucedió el año pasado. Teníamos seis puntos y al perder los dos partidos contra el Bayern nos obligamos a ir a Noruega, en el último partido, a vida o muerte. Vamos a luchar para que esto no suceda este año. Debemos tener la lección aprendida y queremos clasificarnos cuanto antes. No lo sabemos, pero es posible clasificarse con nueve puntos».

DINO: «ES EL MEJOR DEL MUNDO»

Dino Zoff regresa al estadio Bernabéu dieciocho años y medio después de conquistar el título mundial con Italia: «Nunca volví a Madrid ni de turista. Recuerdo aquello, pero pienso más en el presente y en el futuro». Su presente es ganar hoy al campeón de Europa. «No es una sensación, es una realidad: es el mejor equipo del mundo, por “piezas” (estrellas) y por historia». Bien es cierto que no lo considera inexpugnable. «Que perdiera en Bilbao no es indicativo, aunque demuestra que no es invencible». No viene en plan de víctima ante las bajas que acusa: «Tenemos una plantilla de calidad suficiente».

El técnico piensa alinear al argentino Castromán como medio derecha, a pesar de su inexperiencia (20 años). Sólo ha disputado un encuentro de Liga de Campeones y uno de Liga italiana. «Contamos con muchos jugadores de experiencia para abordar estos partidos». Admite Zoff que «el empate es bueno», para advertir que «no renuncio a ganar». Subraya que lo mejor del «Real» no son las figuras: «Me preocupa más el bloque que Raúl o Figo».

Si Salas ensalzó «la calidad de Figo», Hernán Crespo se destapó fuera del campo: «Figo es uno de los jugadores por los que merece pagar un billete (localidad». Verón jugará aunque hoy estaba citado en Roma para declarar por su pasaporte falso. Le representarán sus abogados. Felice Pulici, el polémico abogado lacial acusado de la falsedad documental de «la brujita», vino con el equipo. Y con su pasaporte válido.