Del Bosque revela el grado de optimismo de Raúl

Actualizado:

MADRID. J. Ávila

El Madrid es favorito, aunque su entrenador se cuidó de no utilizar este adjetivo en la víspera de su exposición ante la Prensa. «Son datos. Va a ser un partido entre dos grandes equipos con dos grandes plantillas, aunque insólitamente ellos están fuera de la Liga de Campeones y a nueve puntos por detrás de nosotros. Por contra, sólo hemos perdido un partido desde noviembre y hemos empatado tres, lo que habla de nuestra regularidad».

Vicente del Bosque dejó en un segundo plano el agravio con Figo en Barcelona y barnizó la cita con una capa de normalidad: «No tenemos por qué salir de forma distinta a cómo lo hacemos habitualmente. Salimos desde una posición de ventaja y la situación preocupante es la del Barcelona. No creo que mis jugadores salgan sobreexcitados, aunque siempre es bueno que salgan motivados, como hacen en todos los partidos».

Sin embargo, más adelante descubrió un detalle que habla de las ganas de revancha que tienen los madridistas: «Figo está como siempre, es un gran profesional, pero todos están cansados (por los compromisos internacionales del pasado miércoles). Raúl es al que he visto más optimista». Raúl, una de las referencias del vestuario, se ha tiznado con los colores de guerra, y este detalle habla de que la excitación adicional en un partido de esta índole ocupa un primer plano en el vestuario blanco.

El técnico intentó transmitir serenidad y aconsejó a la gente que disfrute del espectáculo: «Nos enfrentamos dos equipos con una gran mentalidad ofensiva y de hecho son los dos equipos más goleadores del campeonato. De la calidad de sus jugadores siempre se puede esperar muchos goles».

El debate sobre el recibimiento que debería tributar la afición al Barcelona vivió ayer un nuevo capítulo: «Creo que lo mejor es que todos actúen de la forma más natural y espontánea posible. He ido muchas veces al Nou Camp y nunca nos han aplaudido».