Del Bosque, preocupado por la posible fatiga de de sus internacionales

MADRID. José Manuel Cuéllar
Actualizado:

Tienen los blancos el ceño fruncio ante un compromiso que consideran como un partido trampa. El Numancia, que vendrá con poco que perder y mucho que ganar, es un rival que no hace gracia a los blancos. Tan poca gracia que la mayoría de los madridistas se quedaron mudos ante la Prensa. Nadie quería hablar. Mientras en Portugal se hablaba de Figo como el nuevo dios del país vecino después de gran su partido ante Holanda, en Madrid sucedía que dios no quiso bajar a la tierra para hablar con los mortales. Ni Figo ni tampoco Raúl, ambos requeridos, se dignaron a comparecer. Tuvo que ser Hierro, de nuevo, el que diera la cara para dejar claro que ninguna excusa sería buena para perder este partido: «No podemos buscar ninguna justificación, ni cansancio ni el hecho de que ellos hayan tenido una semana para preparar el partido y nosotros no. Los jugadores del Madrid estamos acostumbrados a este ritmo de partidos y ya tenemos que ir a por todas». El capitán aseguró que «sabemos que será un partido peligroso y va a ser muy duro, sobre todo al principio del partido. Dependerá de lo que nosotros seamos capaces de poner sobre el tapete».

Vicente Del Bosque no se mostró tan osado como su capitán y no tuvo dudas en exponer sus dudas y temores: «Lo más preocupante es que los internacionales han tenido poco tiempo para recuperarse de unos partidos que fueron muy intensos y muy disputados, tanto el de Portugal como el de España. Habrá que ver en qué condiciones anímicas han vuelto estos jugadores».

Finalmente, Del Bosque podrá contar con Aitor Karanka, recuperado del balonazo en su rodilla, igual que con Morientes, a pesar de que éste no pudo acabar ayer el entrenamiento pues se entrenó al cincuenta por ciento debido al cansancio que acumula. Con todo, ambos podrán jugar en el equipo titular para que Del Bosque conforme el once de gala.

CAMBIO DE SISTEMA

Por su parte, García Remón ha decidido cambiar su sistema para afrontar este partido. Cansado de recibir tantos goles en los partidos de fuera, el técnico numantino se colocará en defensa de cinco.

Las principales novedades en el cuadro soriano son las ausencias en la expedición de Rubén Navarro, aquejado de fiebre, y de Ojeda, que está sancionado por acumulación de tarjetas. García Remón sí podrá contar con Pirri, que jugará de lateral izquierdo para cubrir a Octavio, que se va al centro de la zaga.