Del Bosque pide «comprensión cariñosa ante el hastío mental del equipo»

ESTAMBUL. Enrique Ortego, enviado especial
Actualizado:

En estos casos lo mejor es acercarse al responsable de los servicios médicos, Alfonso del Corral, y al jefe supremo del equipo, Vicente del Bosque. El partido contra el Numancia ha vuelto a sembrar la incertidumbre sobre el estado físico del Real Madrid. El doctor no lo oculta. «Para qué vamos a andar con rodeos, están cansados. ¿Clínicamente en qué se nota? Pues de la misma forma que lo veis vosotros o el aficionado desde la tribuna. Les pesan las piernas. Enlazan partido con partido sin el mínimo descanso idóneo».

Del Bosque ya hace tiempo que se reunió con su equipo técnico para buscar soluciones. «Estamos haciendo entrenamientos muy suaves, casi de recuperación. Hay que ver la paliza que se pegaron Morientes, Hierro, Helguera y Raúl contra Francia. Y Makelele. Y McManaman. ¿Y Figo? Figo se mató... Además es un problema mental. Tanta concentración, tanto viaje es lo que más castiga a los jugadores. Dos horas en su casa tienen su valor en oro... Por mi parte sólo puedo intentar estimularles ante los objetivos que tenemos por delante y pido una comprensión cariñosa al aficionado. Que sea benévolo en sus juicios, porque cansados o no, en este grupo van a encontrar siempre una responsabilidad. Yo por mi parte les voy a dar todo el cariño y el descanso que pueda. Sé cómo están. No tengo ni que preguntarles».

El técnico se vuelve a encontrar, como le sucedió en octubre y noviembre, con la disyuntiva de seguir contando con un equipo base y hacerlo jugar en las dos competiciones o comenzar con las rotaciones. Vicente piensa en voz alta. «¿Qué hago? ¿Mantengo el esqueleto y hago cambios? ¿Hago rotaciones? ¿Sigo con los mismos? Tengo mis dudas, pero también tengo que decidirme por lo que yo creo que es lo mejor».

«¿REVANCHA? ESO SON CHORRADAS»

Él ya está jugando el partido en su cabeza. Asegura que «hemos alcanzado el mínimo exigible al estar en cuartos. Pero ahora queremos más. Es muy difícil ganar una tercera Copa de Europa en cuatro años, pero yo no voy a ser quien le quite la ilusión a la afición. La novena no es una utopía, pero quiero que se valore a los demás equipos. Si nosotros tenemos buenos jugadores, el Manchester, el Bayern, el Arsenal, el Valencia, el Deportivo... Los demás también son buenos equipos».

No ha viajado hasta Estambul con afán de revancha por haber perdido ante el Galatasaray la Supercopa. «Eso de las revanchas es una chorrada... Yo quiero ganar, porque siempre quiero ganar». Y además la presencia de Collina como árbitro le parece una garantía. «No es de los que se va a dejar influir por el ambiente por muy fuerte que sea». ¿Recuerdan el último partido que pitó el árbitro italiano al Real Madrid? Sí, él fue el de Manchester (2-3) en los cuartos de final del año pasado...