Riquelme, el primer refuerzo del Barcelona para la próxima temporada. Reuters

El Boca Juniors da el visto bueno al traspaso de Riquelme al Barça

BARCELONA. Janot Guil
Actualizado:

La directiva del Boca Juniors acordó en la noche del jueves —madrugada del viernes en España— traspasar a Juan Román Riquelme al Barcelona a cambio de 22 millones de dólares limpios (unos 4.114 millones de pesetas), según confirmó su presidente, Mauricio Macri. El montante global del traspaso, el más caro de un jugador argentino a un equipo europeo, asciende a 4.860 millones de pesetas, tras incluir el 15 por ciento que se lleva el jugador y el dos por ciento de la Federación Argentina.

Pero el pacto entre clubes tiene caducidad. El Barcelona dispone de 30 días para acordar el traspaso con el jugador, de 22 años, quien según Macri nunca supo de la existencia de las negociaciones. El propio Riquelme declaró ayer que «dicen que me han vendido, pero no sé nada y no he hablado con nadie», aunque reiteró que le ilusiona venir a Barcelona. «Puede quedarse en el Boca, aunque el club tiene limitaciones económicas», recordó Macri. Con todo, el Boca no duda del beneplácito de Riquelme, que podría firmar por cinco años y multiplicar por quince su ficha actual: 40 millones de pesetas.

La noticia fue confirmada ayer por el portavoz del Barça, Gabriel Masfurroll, quien, sin embargo, aclaró que se trata de un «principio de acuerdo» y no quiso dar cifras. Gaspart, declaró que el fichaje «no está hecho».

Riquelme no llegará al Barcelona hasta el mes de agosto, tras jugar con el Boca el Mundial de Clubes en España. Según Macri, el Barça aceptó esta condición «porque no quiere ayudar a que el Madrid gane».

CÚPER, UNA OPCIÓN «MUY REMOTA»

Gaspart habló ayer de Cúper tras una conferencia en Cáceres. Reiteró que han contactado con él, pero aseguró que «veo difícil, una posibilidad muy remota, que Cúper sea nuestro técnico la próxima temporada».