Artes Marciales MixtasUn McGregor desatado arrolla a Khabib en el careo

El luchador irlandés insultó a su oponente, le invitó a su whisky y dejó varias frases para el delirio de los aficionados al espectáculo de las artes marciales mixtas

Actualizado:

El próximo 6 de octubre Conor McGregor podrá ganar o perder contra Khabib Nurmagomedov, pero de momento, en el esperado cara a cara fue el absoluto vencedor, llevándose toda la atención en el 'Radio City Music Hall' de Nueva York con uno de sus histriónicos espectáculos.

El luchador irlandés, que regresa a la UFC después de muchos meses alejado del octógono y después de su mediático combate de boxeo con Floyd Mayweather Jr, no tendrá fácil derrotar al ruso, vigente campeón, pese a que hasta hace no mucho era el absoluto dominador de este deporte.

McGregor apareció en la sala en la que tendría lugar la conferencia de prensa con los dos cinturones que poseía cuando disputó su última pelea en el octógono, el de peso pluma y el ligero, y le espetó a su próximo rival que no era «campeón de nada».

Fue solo la primera de las porvocaciones e insultos que partieron de la boca del mediátyico luchador, que llegó incluso a decir que ganaría la pelea del próximo 6 de octubre «por el pueblo ruso» pues calificó a Khabib de «rata mentirosa» que había estado «involucrado con oligarcas rusos».

El torrente de vaciles e insultos del irlandés apenas dejó hablar a su rival, que tuvo que ver además cómo McGregor aprovechaba la rueda de prensa para promocionar su marca de whisky.

«Soy el Mayweather de las MMA», consiguió responder por fin Khabib, tocando la fibra sensible del irlandés. «Agradezco que este hombre no bajase del autobús en el UFC 223. De haberlo hecho estaría muerto y yo en la cárcel», respondió amenazante McGregor.

Según Khabib logró imponer su voz entre la cascada de improperios y amenazas del irlandés, lanzó una predicción para la pelea: «Tú darás tres golpes... contra el suelo para rendirte». «Lo que voy a golpear es tu cabeza contra el suelo», se encontró de vuelta.

Después fue el turno del cara a cara, en el que el ruso supo soportar la tremenda presión a la que le sometió el lenguaraz McGregor, por lo que los agentes de policia presentes en el escenario no necesitaron intervenir.