Anthony Joshua impacta una derecha sobre Carlos Takam
Anthony Joshua impacta una derecha sobre Carlos Takam - REUTERS
Boxeo

Anthony Joshua vence por TKO a Takam y retiene los títulos mundiales IBF y WBA del peso pesado

El púgil británico noqueó al camerunés en el décimo asalto y suma 20 victorias todas ellas por nocáut

Actualizado:

El guion del combate parecía que estaba escrito: Anthony Joshua ganaba por KO. Así fue, aunque su rival opuso más resistencia de la que se podía esperar. Y es que el púgil británico ha sumado su 20 victoria al derrotar al franco-camerunés Carlos Takam en el décimo asalto, reteniendo de este modo las coronas mundiales IBF y WBA del peso pesado ante 78.000 espectadores en el Estadio del Milenio en Cardiff (Gales). Joshua cuenta todos sus combates por nocáuts, creando un precedente que atemoriza a cualquiera.

El boxeador de Watford, de 28 años, subió al ring a demostrar que actualmente no hay otro que esté a su nivel. Dominando la batalla desde los primeros instantes en detrimento de Takam que peleó a la defensiva buscando un golpe de suerte. Fue en el cuarto asalto cuando Joshua impactó una mano muy dura que abrió una brecha a su rival encima del ojo derecho, necesitando asistencia médica en más de una ocasión. Con todo, el franco-camerunés, que actuó como recambio del rival original que se cayó del combate por lesión, Kubrat Pulev, fue un contendiente digno y derrochó coraje sobre el cuadrilátero.

Joshua, que controló en todo momento la batalla, moldeó a su rival a base de golpes con mucha potencia. Poco a poco fueron haciendo mella. Mientras el británico, cómodo sobre el ring, trataba de hacer daño en la ceja que ya estaba tocada, el árbitro empezaba a pensar en parar la pelea. Y así lo hizo en el décimo asalto, no sin controversia, pues Takam, un púgil rudo y con gran resistencia, no estuvo de acuerdo ya que creía que podía continuar. «No tengo interés en lo que pase con los árbitros, no es mi trabajo. Pienso que el público quería ver a Takam noqueado en el suelo y es lo que estaba intentando hacer», aseguró el que fuera oro olímpico en los Juegos de Londres 2012.

El boxeador de Watford se mostró muy contento con su victoria número 20 y se solidarizó con el retador, que tuvo mucho valor al aceptar la pelea sin tiempo para prepararla tácticamente. «Fue una pelea buena hasta que el árbitro la ha parado. Tengo un respeto máximo hacia Takam», expresó tras la pelea, que de no haber sido interrumpida, la tenía ganada a los puntos.

La victoria frente a Klitschko, punto de inflexión

Tras conseguir 18 victorias consecutivas, todas ellas por nocáut o nocáut técnico, Joshua llegaba al combate de su vida: pelear frente al rey de los pesados en ese momento: Wladimir Klitshko. Si bien es cierto que la pelea llegó con el boxeador ucraniano dando los últimos estertores de su carrera pugilística, el hecho de conseguir vencer a esta leyenda viva del boxeo por KO técnico en el penúltimo asalto, terminó de lanzar al estrellato al peleador de Watford, convirtiéndole en el actual número uno al unificar los cinturones.

Con 28 años y habiendo ganado con tal superioridad a todo rival que se le ha puesto enfrente en la lona, Joshua no conoce límites. Si las lesiones le respetan, tiene mucha carrera por delante y, actualmente, al púgil de 198 centímetros pocos boxeadores tienen opciones reales de quitarle las coronas mundiales. La rapidez y el físico tan trabajado para la enorme envergadura que posee son un cóctel explosivo para todo aquél que ose a arrebatarle el reinado. Habrá que esperar para ver quién será su próximo rival, pero 20 KOs en 20 batallas avalan a un púgil que promete en convertirse en leyenda.