Jazz Janewattananond se ha convertido en un rival inesperado para Brooks Koepka
Jazz Janewattananond se ha convertido en un rival inesperado para Brooks Koepka - USATODAY
GOLG - PGA Championship

La amenaza asiática que no inquieta al líder

El tailandés Jazz Janewattananond (-5) es segundo tras el intratable Brooks Koepka (-12)

Actualizado:

Cuando se trata de justificar la mayor dificultad del golf con respecto a otros deportes, siempre se suele utilizar un inefable argumento: a diferencia de otras especialidades, en las que a la hora del comienzo hay un puñado de favoritos al título, aquí puede ganar cualquiera. Literalmente. Los 156 jugadores que se ponen en el tee de salida tienen opción de alcanzar la gloria puesto que dependen de ellos mismos. Si tienen una semana inspirada, puede cambiarles la vida por completo.

En esa tesitura se ecuentra Jazz Janewattananond, un tailandés de 23 años que está viviendo su particular cuento de hadas. Después de ser un niño prodigio y de debutar en el Circuito Asiático con solo 14 primaveras, el pasado mes de enero venció en el Open de Singapur y ahí se le abrieron las puertas de los grandes torneos: el PGA Championship de esta semana y el Open Británico del próximo mes de julio. Y quiere aprovechar la oportunidad desde el principio.

El de Bangkok está ofreciendo un recital de seguridad y buen juego en Bethpage Black, sobre todo teniendo en cuenta la extrema dureza que presenta el recorrido público neoyorquino. Pero eso no ha sido óbice para que firmara vueltas de 70, 68 y 67 (la más baja de la tercera ronda) y se alzara a la segunda plaza de la tabla (-5), en unión de Harold Varner, Luke List y Dustin Johnson. El único problema para todos ellos es que se encuentran a un mundo del líder, Brooks Koepka (-12).

El de Florida vivió su jornada más dura desde que comenzó el torneo (por primera vez sintió el sabor de los bogeys, aunque los recuperó con gran solvencia). Sin embargo, sus rivales no pudieron acercarse a él y hoy comenzarán la última jornada siete golpes por detrás, lo que a priori se presenta como un muro infranqueable. Koepka se está mostrando sólido y confiado y no parece que vaya a perder los nervios cuando ya tiene la experiencia de tres majors ganados anteriormente.

Por lo que respecta a Rafa Cabrera, el único español que sigue en liza, volvió a vivir una mañana aciaga. Después de su demostración del viernes (69), ayer volvió a caer presa del campo y con 74 impactos se quedó en la parta baja de la clasificación (+8).