24 Horas de Le Mans

Alonso visualiza el triunfo del Toyota 7 en Le Mans

Después de completar el primer relevo, el piloto cree que su coche tiene menos ritmo

Actualizado:

Las 24 Horas de Le Mans ingresaron en su territorio fetiche, la noche, y la carrera se sumergió en otra dimensión. Siempre fascinante la oscuridad, seña de identidad de la prueba, los dos Toyotas pelearon una contra otro como estaba previsto con notable superioridad respecto al resto.

Alonso se bajó del coche 8 en su primer relevo y en torno a las 20.00 expresó su pronóstico. No era favorable a sus intereses para ganar la carrera, aunque el título del Mundial de Resistencia sí parecía a su alcance si no había incidentes.

«Si todo sale bien estaremos felices con estar en el podio. Es difícil seguir el otro coche. Tenemos peor ritmo. Nada que hacer. Intentaremos asegurar el podio todo lo posible. La carrera es muy larga. Ya vimos el año pasado que perdíamos dos minutos y medio en mitad de la noche y terminamos ganando la carrera».

El piloto asturiano aseguró: «Puede pasar de todo aunque para ganar la carrera necesitamos algo de suerte, puede que en la noche. Puede pasar de todo pero no tomaremos riesgos».

Estuvo a punto de suceder lo que pedía Alonso porque el argentino Pechito López se salió un par de veces de pista cuando llegó la noche. Dos barridas por la grava que estuvieron a punto de condenar al Toyota 7.

«Hemos controlado todo, parece que todo está bien en el coche, pero va a ser difícil luchar por la victoria porque estamos en otra categoría», dijo antes de irse a cenar.