Almudena aplaude la bonita actuación de dos gimnastas en la celebración de su homenaje. EFE

Almudena Cid recibió un emotivo homenaje de todos sus compañeros

ABC/
Actualizado:

VITORIA. Almudena Cid, la inolvidable gimnasta de la modalidad de rítmica, recibió ayer en Vitoria un homenaje por su reciente diploma olímpico en los Juegos de Atenas, al que se sumaron diversas autoridades y otras tres mil personas que casi llenaron el Polideportivo de Mendizorroza.

La Gala de las Estrellas Olímpicas no pudo resultar más completa. Se homenajeaba a una gimnasta que ha participado en los últimos tres Juegos Olímpicos y estuvieron presentes casi todos los representantes de la gimnasia española, tanto de Artística como de Rítmica, empezando por Gervasio Deferr, Rafael Martínez, Víctor Cano, Alex Barrenechea y Esther Escolar.

Almudena Cid vio reconocida en su ciudad natal la gran labor que ha desarrollado a nivel nacional e internacional, tras haber sido finalista en tres ocasiones, en las citas olímpicas de Atlanta, Sidney y Atenas, con la octava plaza obtenida en la clasificación general final en los Juegos Olímpicos del pasado mes de agosto, lo que le supuso el diploma olímpico.

En el homenaje de ayer destacaron varias participaciones. Primero, la de la Rafael Martínez en anillas, paralelas, suelo, barra fija y potro con arcos. También la de Víctor Cano en barra y potro con arcos. Y, como colofón, la actuación en baile de la propia homenajeada, que sirvió para cerrar el festival.

Se exhibió con un bonito baile

El baile de Almudena Cid, con una cuidada puesta en escena y una bella poesía a cargo de su tía materna Chiqui Tostado, fue muy del agrado del público, que le brindó una gran ovación a su final.

El homenaje se cerró con la interpretación de un «aurresku» (baile típico vasco), a los sones del «txistu» y del tamboril, así como con la entrega a Almudena Cid, por parte de Antonio Estébanez -presidente de la Federación Territorial Alavesa de Gimnasia-, de un ramo de flores y una figura decorativa. Una comida cerró una jornada emotiva y que nunca olvidará.

Almudena Cid habló de su futuro cuando vaya dejando. «poco a poco», la competición: «El Circo del Sol puede ser una salida para mí». La mejor gimnasta española de la modalidad de Rítmica, como expresan los resultados en las diversas ediciones de los Juegos Olímpicos, concretó que se irá de su deporte gradualmente y que puede aceptar una oferta que tuvo hace tiempo y que ahora ha repetido el reputado circo canadiense: «Ya tuve una primera propuesta al concluir la cita de Atenas, pero dije «no» porque tenía previsto tomar parte en los próximos Juegos del Mediterráneo de Almería 2005. Los dirigentes del Circo del Sol querían hacer un nuevo espectáculo conmigo y con dos gimnastas más de todo el mundo. Rechacé la oferta. Aún quería seguir con la gimnasia y dejar este deporte poco a poco». Empero, la oferta persiste, perenne: «Siguen interesados en que vaya a trabajar con ellos como profesional y puede ser mi futuro».

Subrayó que lo que más le había gustado del homenaje celebrado en su honor durante fue «sin duda, la presencia de todos mis compañeros de la gimnasia, tanto de la modalidad de artística, masculina y femenina, como de la de rítmica. Ha sido todo muy emotivo, aunque quizás haya que destacar la actuación de Ortzi Acosta (ex gimnasta alavés) y de su novia (la canadiense Elizabeth Gaumond), que han protagonizado un número precioso", recalcó Almudena Cid.